Una nueva tendencia se está haciendo popular en la plataforma de videos TikTok. Se trata de el "Dry-scooping" o en español, "extracción en seco"

Dichos videos sugieren comer una cucharada de polvo energético antes de entrenar y sin diluirlo en algún líquido, esto con el fin de potenciar los efectos de los aminoácidos, la vitamina B, la cafeína y creatina que contienen estos productos.

El caso de Briatney Portillo

Lo que encendió las alarmas de los expertos fue el caso de una joven llamada, Briatney Portillo, de 20 años, quien tuvo que ser trasladada a un hospital al tener síntomas de ataque cardíaco.

"Tomando una cucharada seca antes del entrenamiento [porque] lo vi como tendencia en TikTok", comenta en un video publicado desde el hospital, donde agregó: "Terminando en el hospital porque tuve un “infarto””

"Después de tomar el pre-entrenamiento, comencé a sentir hormigueo y picazón en todo mi cuerpo, lo cual no era una buena sensación, pero lo busqué en Google y me dijo que era un efecto secundario normal, así que comencé a hacer mi entrenamiento", declaró a Buzzfeed

"Empecé a sentir una sensación de pesadez en el pecho y un ligero dolor, pero no estaba tan mal. Pensé que tal vez era ansiedad o un fuerte ataque de pánico, así que decidí ignorarlo y seguir adelante con mi entrenamiento", agregó la joven. 

"En el vestuario de mi trabajo empecé a tener calor, a pesar de que hacía frío allí (...) Empecé a sudar mucho y me empapé a pesar de que estaba usando un bikini. Luego mi dolor de pecho regresó y esta vez fue más intenso", relató. "El dolor fue a mi espalda y a mi brazo izquierdo y mi brazo izquierdo quedó un poco flácido, así que supe que eran síntomas de un ataque cardíaco. Llamé al 911 y llegó la ambulancia", añadió. 

briatney portillo

El resultado fue "un tipo de ataque cardíaco conocido como infarto de miocardio sin elevación del segmento ST (NSTEMI por sus siglas en inglés). En comparación con el tipo más común de ataque cardíaco conocido como STEMI, un NSTEMI generalmente es menos dañino para el corazón porque la arteria que va al corazón no está completamente bloqueada", según lo que consigna Infobae.

"Dijeron que estaba bien para hacer ejercicio dentro de los 3 a 4 días posteriores a mi hospitalización y comenzar a controlar mi frecuencia cardíaca en un Fitbit o en un reloj inteligente", cerró Portillo en la entrevista.