Una nueva ley promulgada en Noruega por el Ministerio de Asuntos de la Infancia y Familia, regulará a los influencers, obligándolos a especificar cuando sus imágenes en redes sociales hayan sido retocadas. Esto con el fin de terminar con los estereotipos y estándares de belleza poco realistas que traen consecuencias negativas en el autoestima y la aceptación de nuestros cuerpos.

¿En que consiste esta ley?

La ley se aplicará a las fotografías que tienen una finalidad promocional, no solo en redes como Instagram o TikTok sino también en páginas de revistas y cualquier entidad que reciba pago u beneficio en relación al post. Es decir, todas las publicaciones patrocinadas y regaladas de marcas, empresas y personas influyentes en cualquier plataforma de redes sociales.

Sin embargo, aún no queda claro en qué tipo de retoques son los que deben ser especificado, solamente se debe aplicar una etiqueta general para cualquier tipo de intervención, ya sea filtros de Instagram o aplicaciones que realicen ediciones en el cuerpo como alteración en los músculos, proporción del cuerpo, aumento de labios, respingado de nariz, entre otros. 

Entre las consecuencias de quienes no cumplan con esta medida, el Ministerio, estableció extender su normativa e imponer multas o incluso, pena de prisión.

Lucha contra la belleza irreal

Si bien para muchas marcas e influenciadores esto puede transformarse en algo complicado, el gobierno noruego tiene una noble intención y es precisamente reducir los problemas generados por la presión de cumplir con ciertos estándares de belleza, sobre todo en adolescentes. 

Así mismo, otros países han adoptado medidas similares como Francia, que desde el 2017, se obliga a las publicaciones de moda a indicar cuando las imágenes han sido retocadas con Photoshop.