La historia de una mujer de Buenos Aires que estuvo dos años viviendo en el panteón donde se encontraba el ataúd de su esposo. 

En junio 2012, Adriana Villareal, mujer oriunda de Buenos Aires, llamó la atención de los medios locales al conocerse que se había instalado a vivir junto al ataúd de su pareja fallecida, sepultada en el cementerio Dos de Mayo en Misiones, Argentina. 

Su difunto esposo, Sergio Yedé, murió en junio del 2010 a los 28 años. Al principio su viuda visitaba la tumba cada dos meses, sin embargo, vecinos del sector denunciaron que por las noches se escuchaba música y se podían advertir movimientos en el panteón. 

Fue así como funcionarios municipales y la policía local llegó hasta el lugar, donde se encontraron que el panteón contaba con todas las comodidades: luz eléctrica con su propio medidor, cocina a gas, televisión, equipo de audio, cama y una computadora.

La mujer dijo que lo hacía por amor y que siente mucho la falta de su esposo. Además, agregó que esto lo viene haciendo hace casi dos años y que nunca hubo problemas. 

En una entrevista realizada por el medio argentino Radio Libertad en 2012, Adriana Villarreal aseguró que no tiene miedo, "hay que tener miedo a los vivos" y que además "cada uno tiene su cultura y pensamiento"

Asimismo, la mujer es argentina pero estuvo trabajando mucho tiempo en México, así lo explicó al medio "la cultura mexicana entiende que cuando la persona fallece no fallece el alma, sino es el cuerpo físico”.

Su marido, Sergio Renee Yede tenía 28 años cuando aparentemente se suicidó en extrañas circunstancias, no esclarecidas.