Existen varias ambigüedades en el juicio que enfrentan los actores divorciados Johnny Depp y Amber Heard. La actriz lo acusó de violencia doméstica y el actor le hizo una contrademanda por difamación. 

El conflicto comenzó en 2018, cuando el periódico británico The Sun calificó a Depp de "golpeador de esposas", y él lo demandó por difamación. En ese entonces, Depp perdió el caso ya que probar la difamación es mucho más fácil en Gran Bretaña que en Estados Unidos, por que allí la carga de la prueba recae en el demandando. 

De tal manera, un juez evaluó 14 incidentes de supuestos abusos de Depp a Heard, encontrando que 12 de ellos habían ocurrido y concluyó que los dichos del periódico británico eran "sustancialmente ciertas"

Muerte del MeToo

Tras cuatro años del último juicio, ahora Depp demandó a Heard por 50 millones de dólares, alegando que lo difamó siendo que se estaba describiendo a sí misma, a través de un ensayo de opinión que escribió para Washington Post, donde sin mencionar al actor aludió a que es "una figura pública que representa el abuso domestico". 

El caso es que si Depp gana el juicio, cabe esperar otras demandas similares contra otras mujeres que dicen haber sobrevivido a abusos. Una de ellas es la demanda por difamación que hizo Marilyn Manson en contra de su ex prometida Evan Rachel Wood, una de las varias mujeres que le han acusado de violencia sexual. 

¿Podría ser la muerte del #MeToo? 

El juicio televisado que enfrenta la ex pareja de actores ha dado lugar a una explosión de odio y burla dirigida a Amber Heard. La volátil actriz está muy lejos de ser una víctima perfecta, ya que se ha demostrado su violencia contra Depp, y que nunca cumplió la promesa de donar todo su acuerdo de divorcio a la caridad. Lo que la ha convertido en el objeto perfecto de una reacción al #MeToo. 

Existe un nivel de acoso importante dirigido a la actriz que avergüenza a todos los ataques anteriores en las redes sociales. En TikTok hay innumerables vídeos en los que se ataca a Heard. Es más, una marca de maquillaje participó en el tumulto anti-Heard, publicando un vídeo en dicha red social para contradecir la descripción de su abogado sobre cómo cubría los moretones. 

Muerte del MeToo

Mientras tanto, todas las plataformas parecen estar llenas de memes a favor de Depp. “¿Por qué parece que todo Internet es del equipo de Johnny Depp?”, decía un titular de Vice.

Si es que la actriz está diciendo la verdad, lo impactante sería el excelente trabajo que ha hecho Depp y su equipo por manchar su nombre. Incluso, cuando Depp testificó, los hashtags #AmberTurd (Amber Defecada) y #MePoo (Yo popó) se dispararon en internet.

La imagen de Heard, una mujer cuya marca es ser una bomba de glamour rubia, está ahora vinculada, quizás de forma permanente, a los excrementos. Si no es una psicópata, es la víctima de un verdadero y sádico golpe de reputación.