Ya ha pasado una semana desde que la actriz Megan Fox compartió en sus redes sociales un gran anuncio: se casará con el rapero Machine Gun Kelly.

En la publicación, la mujer aseguró que bebieron la sangre del otro en un extraño ritual, junto a un video en el que se ve al músico arrodillarse frente a ella en un hermoso jardín para hacerle la petición.

Megan Fox, sorprendida por el acto, se agacha junto a su pareja y finalmente entrega el sí.

"Si trata de quitárselo, le duele"

Luego de eso, el rapero habló de su relación en la revista Vogue, donde habló de la particular joya de compromiso que le entregó a la actriz.

“Es una esmeralda colombiana pura, sin tratamiento. Fue tallada en forma de lágrima y viene directamente de la mina”, explicó el hombre al medio.

“El diamante era directamente de Stephen (Webster, un popular joyero de Estados Unidos). El concepto es que el anillo se puede separar para hacer dos anillos. Cuando está unido, se mantiene en su lugar mediante un imán”, agregó.

“¿Ves cómo encaja? Es como si formara un corazón oscuro”, describió, para continuar dando detalles. “¿Ves esto de aquí? Las bandas son en realidad espinas. Así que si trata de quitárselo, le duele”, dijo. Agregando que “¡el amor es dolor!”.

El diseño de la joya

El día que la pareja se comprometió, el artista publicó un video en el que explicó el significado de la joya que le entregó a Megan.

Anillo

“Debajo de las mismas ramas bajo las cuales nos enamoramos, la traje una vez más para pedirle que se case conmigo. Sé que la tradición es un anillo, pero con Stephen Webster diseñamos dos”, escribió el rapero. 

“Está la esmeralda (su piedra de nacimiento) y el diamante (mi piedra de nacimiento) engastados en dos bandas magnéticas de espinas que se unen como dos mitades de la misma alma, formando el oscuro corazón que es nuestro amor”, explicó en la publicación.

Quien confeccionó la pieza también habló en sus redes sociales sobre el anillo, asegurando que tiene “verdaderas conexiones tanto con Megan como con él mismo (Colson)”.

El joyero detalló que “el anillo resultante en realidad consta de dos anillos, que mediante el uso de imanes enterrados en oro se atraen entre sí y se asientan perfectamente en el dedo; un detalle que es a la vez moderno y bastante extraordinario”.

A pesar de lo anterior, Webster no comentó las espinas de las que habló el cantante y tampoco se pueden apreciar en las fotografías publicadas de la joya.