La serie de época “Bridgerton” se estrenó recién el 25 de diciembre, y ya se transformó en una de las favoritas de los usuarios de Netflix, convirtiéndose en una de las más vistas en nuestro país. 

Creada por Chris Van Dusen y producida por Shonda Rhimes (creadora de “Grey 's Anatomy”), ha conseguido captar a la audiencia con una historia romántica de teleserie atrapante y un ritmo fugaz.

La serie está basada en la saga de la autora Julia Quinn, de 50 años, que comenzó con “El duque y yo” en el 2000, y terminó con el noveno libro “Los Bridgertons: felices para siempre” en 2013. 

Considerando esto, es probable que la serie de televisión se extienda por unas cuantas temporadas más.

Esta primera temporada trata sobre la historia de amor entre “Phoebe Dynevor” (Daphne Bridgerton), una joven que espera el matrimonio de acuerdo al rol entregado por su familia, y “Regé-Jean Page”  (Simon Basset) un hombre que rechaza el matrimonio.

La joven, en su búsqueda de conseguir el compromiso, tendrá una serie de obstáculos a raíz de una misteriosa mujer, Lady Whistledown, que se dedica a esparcir rumores de lo acontecido a la alta sociedad, y cuya voz es dada nada menos que por Julie Andrews.

Jane Austen y “Gossip Girl”

La crítica en general concuerda en que la serie es algo parecido a como si “Gossip Girl” hubiera sido escrito por Jane Austen.

La crítica en general ha evaluado bien la rapidez con la que se da la historia. “(Van Dusen) Ha estado muy acertado a la hora definiendo el ritmo y el tono de la historia”, se señala en una reseña de Espinof.

Además, destacan la buena química entre los protagonistas de la historia de amor y el sentido de humor presente en toda la serie.

Es una serie ligera y rápida, muy similar a la trama de una telenovela espectacular para entretenerse, y que te harán pasar los 8 capítulos de una hora cada uno como si nada si te gustan los dramas románticos.