En una nueva jornada de testimonios, Amber Heard hizo nuevas revelaciones sobre los episodios que vivió con Johnny Depp, en los que lo acusó de violencia y abuso en reiteradas ocasiones. 

Entre los episodios más comentados que ha revelado la actriz en el juicio está el que vivió en Australia en 2015, en el que Johnny terminó con un dedo cortado. Por su parte, Amber aseguró que el actor "se había cortado solo". 

En dicha situación, Amber reveló que el actor la había golpeado y empujado en la cocina, provocándole diferentes "heridas y cortes" cuyas cicatrices eran visibles en diferentes eventos públicos, como la alfombra roja. 

Amber Heard

“Esas son cicatrices que obtuve cuando Johnny me estrangulaba y agredía en una encimera de cocina en Australia. (Johnny) Me sujetó en las encimeras y se me cortaron los brazos con el vidrio en ese ataque”, indicó la actriz en el juicio. 

Según Amber, las cicatrices de ese ataque estaban “tan frescas” que apenas pudo cubrirlas con maquillaje para presentarse a la premier de “When I Live My Life Over Again”, en abril del 2015.

Las heridas por los "ataques de Johnny"

En las imágenes de la alfombra roja, Amber posa en reiteradas ocasiones corriéndose el cabello de la cara justo con el brazo en el que tiene las cicatrices.

Amber Heard

Asimismo, la intérprete de "Aquaman" también mostró como prueba una imagen de la premier de “Magic Mike XXL”, de ese mismo año, asegurando que todavía tenía las cicatrices de las heridas que provocó “el ataque de Johnny”.

Amber Heard

Finalmente, Heard aseguró que en ese entonces Depp padecía de “celos violentos” y que la llamaba por teléfono cuando ella estaba en los eventos, atacándola cuando ella no contestaba.

“Él estaba muy enojado conmigo y recuerdo haber estado llorando en el teléfono con él y tuve que cortar para poder participar en los eventos”, finalizó.