Esta nota es parte del nuevo proyecto Shop 13, en el que podrás encontrar productos relacionados con nuestros contenidos y comprarlos directamente en nuestro sitio ¡Esperamos que te guste esta novedosa experiencia de compra!

Puede que muchas veces hayas escuchado sobre los productos Detox. Si no sabes qué es, te explicamos que el detox hace referencia a una estrategia de limpieza o desintoxicación del cuerpo.  

Un detox efectivo puede reducir la carga tóxica del organismo y optimizar los procesos naturales de eliminación de toxinas.

Usualmente se usa para hablar de dietas que ayudan a eliminar las toxinas del organismo. Sin embargo, los productos Detox (productos que se usan para esta estrategia) pueden ser también cosméticos o hábitos saludables.

Incluso se puede hablar de Detox para hacer referencia a la eliminación de impurezas, residuos y toxinas de nuestra piel.  De esta forma, la cosmética detox busca eliminar los compuestos e ingredientes sintéticos de nuestra piel.

 

Pero también, tiene por objetivo entregar los nutrientes e hidratación necesarios para mejorar la salud y apariencia de ella.

El Detox en tu rutina para la piel

Guava Baya, pyme de que ecodiseña cosméticos amigables con el medioambiente, veganos y además que cuidan la salud de las personas, entrega consejos para la correcta desintoxicación de nuestra piel.

Para esto debemos considerar:

La calidad del sueño: Al dormir nuestra piel inicia una serie de procesos de regeneración y limpieza, dentro de estos se encuentran la producción de colágeno y elastina y la eliminación de toxinas. Por lo tanto, es importante mantener un buen sueño.

Hidratación: debemos mantenernos hidratadas por fuera y por dentro. Son útiles las cremas hidratantes y es imprescindible beber agua, como mínimo 2 lts al día.

Aplicar cremas y protección solar: Además de hidratar nuestra piel a diario se debe utilizar protector solar para evitar daños a la piel como quemaduras, envejecimiento prematuro, manchas y reducir el riesgo de sufrir cáncer a la piel.

Considerar la calidad del aire: la mala calidad del aire afecta a corto y largo plazo a la piel. Pueden darle un aspecto apagado, con arrugas y sequedad, o provocar irritación por agentes externos. Aplicar ciertos productos a diario y de forma preventiva ayudará con los años minimizar los efectos a largo plazo.

 

Además, está alerta a la calidad de aire donde vives y procura limpiar tu rostro todos los días y ventilar tu hogar.