El Gobierno holandés una vez más antepone la libertad de las personas y no cree que la princesa Amalia de Orange, deba renunciar al trono en caso de casarse con una mujer. 

Así lo afirmó el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte. "Un heredero al trono o el rey no debe abdicar si desea casarse con una pareja del mismo sexo", y agregó que: "El Gobierno cree que el heredero también puede casarse con una persona del mismo sexo y no ve un obstáculo legal permitir el matrimonio de un heredero con una persona del mismo sexo".

Según consigna El País, en Países Bajos, los miembros de la Casa Real necesitan el permiso del Parlamento para casarse, de ahí la importancia de la respuesta del primer ministro.

La heredera de los reyes Guillermo y Máxima, de 17 años se encuentra actualmente disfrutando de un año sabático después de haber terminado la secundaria.

familia

Matrimonio igualitario

Países Bajos fue el primer país del mundo en legalizar el matrimonio homosexual en 2001 y también se ha adelantado a la idea de qué ocurriría si su jefe del Estado en el futuro tuviese un matrimonio igualitario.

Siendo así la primera vez en Europa que un mandatario se pronuncia sobre un asunto de esta índole.