Años lleva la lucha en el mundo de las pasarelas y portadas de revistas que constantemente han sido protagonizadas por modelos esbeltas, algo que si bien, el mundo de la moda está tratando de cambiar en pro de la inclusión, aun nos hace mucho ruido por los estereotipos impuestos.

Sin embargo, Kathy Jacobs, una mujer de 57 años y 1.61 cm de estatura, es una portavoz de que el mundo de la belleza no se resume sólo a jóvenes que miden más de 1.75 cm con esa delgada figura.

Girl Power

Cuando las mujeres nos acercamos a cierta edad, es común que comencemos a experimentar cambios en nuestras rutinas y las oportunidades laborales se reducen drásticamente.

Kathy muy bien sabe de ello y es que, la mujer nacida en Texas, es madre de una hija de 24 años, la edad que tienen muchas de las modelos con las que tiene que comparte pasarela, y el camino no ha sido fácil.

Jacobs ha hecho de todo en su vida: desde trabajar en un quiosco de souvenirs en Hollywood Boulevard hasta barrer los pisos en una peluquería local, según cuenta, mientras luchaba por entrar al mundo del modelaje.

"He estado tratando de entrar en la industria del modelaje durante unos 37 años", dijo. "Me mudé a Nueva York cuando tenía 19 años y trabajé con modelos Ford".

Tras años de intentarlo, ha logrado hacerse un hueco en este difícil mundo y hoy ha sido elegida para modelar bikini en la prestigiosa revista Sports Illustrated.

Kathy dice no competir con otras mujeres, sino todo lo contrario, se siente honrada de representar a todas las mujeres que por su edad o físico, han sido discriminadas.