A días de cumplir 60 años, la actriz Jennifer Coolidge pasa por uno de sus mejores momentos de su carrera gracias a la exitosa serie “The White Lotus”, que HBO estrenó semanas atrás.

Debido a su rol de madre de Stifler en la saga American Pie, Coolidge se convirtió en la "MILF" original, la personificación de la mujer madura que se presenta en las fantasías sexuales recurrentes de los adolescentes, reduciéndola a un “objeto sexual” y donde su personaje ni siquiera tenía nombre propio. 

Renovada

Luego de más de 20 años, cuando aun se mantiene su imagen como la "MILF", y luego “haberse rendido” como actriz y haber superado una depresión,  el inesperado éxito de The White Lotus, su último trabajo, ha puesto por fin el merecido foco de la industria sobre ella.

La historia de  la serie es una sátira y se centra en los huéspedes de un resort vacacional de Hawái y los roces que van teniendo durante su estadía allí.

En la trama, Coolidge es Tanya: una mujer soltera y adinerada que trata de recuperarse de la muerte de su madre, por lo que viaja  al hotel para repartir las cenizas.

Medios como The Guardian celebraron el haber roto el estereotipo que pesaba contra Coolidge. “Su interpretación es el triunfo de una gran emoción y de una actuación compleja”, sostiene la revista hollywoodiense Variety, que calificó de “excepcional” su trabajo y pide que “sea recordado en la próxima temporada de premios”.