Glenn Close es una actriz legendaria cuya carrera en cine y televisión abarca más de cuatro décadas. Pero por encima de todo, también es madre.

En una entrevista con Glamour, la galardonada actriz reflexionó sobre las dificultades de trabajar a tiempo completo y ser madre soltera y los estándares de la sociedad para las mujeres a medida que envejecen.

A medida que su carrera despegaba, Close dio a luz a su hija Annie solo un año después del estreno de la exitosa película "Fatal Attraction" (1987) donde interpretó a Alex Forrest. 

Close comenzó una relación con su padre, el productor John Starke, cuando los dos se conocieron en el set de "The World According to Garp" de 1982, pero se separaron en 1991.

Madre soltera y actriz de tiempo completo 

“Siento, hablando por mí misma, que una vez que diste a luz, como mujer, siempre estarás dividida a la mitad, en lo que respecta a tus hijos”, dijo Close a Glamour.

Glenn Close reflexiona sobre ser madre soltera y actriz de tiempo completo

Junto a eso, agregó: “Y si eres un padre que trabaja, siempre te sientes desgarrado y tratando de mantener el equilibrio. Annie, cuando tenía unos tres años, se me acercó un día y me dijo: ‘Te quiero. Te quiero completa’”.

Siguiendo esta línea, Close recordó aquella época cuando su hija era pequeña, “sabía exactamente a lo que se refería, porque en ese momento, aunque estuviera en casa, si estaba trabajando en algo, me sentía preocupada. Y lo único que los niños quieren es tener el apoyo de sus padres”.

Annie Starke, ahora de 34 años, también es actriz. Close considera que su mayor logro fue criar a su hija, a quien considera mucho "más feroz que yo"

“Ella es la persona a la que más llamo para que me dé su opinión sobre algo, porque tendrá una perspectiva que sé que yo no tengo, y necesito esa perspectiva”, explicó Close. 

Los estándares de belleza en las mujeres

Close también habló sobre los estándares de belleza que se imponen a las mujeres a medida que envejecen. Aunque envejecer refleja una creciente “sabiduría” acumulada a lo largo de los años, a los 75 años, Close se siente “tensada” por la presión de parecer mucho más joven de lo que realmente es.

Glenn Close reflexiona sobre ser madre soltera y actriz de tiempo completo

“Siempre he sentido que mi cuerpo no es realmente quien soy”, comenzó, comparando su cuerpo con una casa. “Me hizo pensar en eso porque tengo 75 años, miro el mundo y siento que estoy mirando el mundo con la energía de alguien de 20 años. Y eso es lo que soy”, agregó. 

“Tenemos el cerebro tan lavado con respecto al tema de la piel. Ciertamente, sobre la piel de las mujeres”, agregó la intérprete de Cruella en "101 Dalmatians".

“La textura de tu piel, y los cuerpos cálidos, duros, tersos contra los que luchan por volver a tener cintura. De hecho, es fascinante para mí, porque a medida que nuestra casa envejece, deberíamos volvernos más y más interesantes e interesados. Y, sin embargo, la fachada que la gente ve es esta”, sentenció.