Esa ha sido, probablemente, la frase del día. Y es que la secretaria relatora del Tricel, Carmen Gloria Valladares, dijo durante esta jornada que el desafío es dignificar el cargo de Primera Dama y reiteró una vez más que no le gusta la “discriminación positiva”. 

Lo anterior luego de la decisión final de Irina Karamanos de asumir el rol de Primera Dama de la República, pero comprometiéndose a formular el cargo por su connotación de género.

La funcionaria del Poder Judicial dijo en Radio ADN que "la compañera, en este caso, del Presidente de la República, tiene que tener un rol afín a lo que está el Presidente (...) la Presidencia le cambia la vida al ciudadano, no solo a él, sino a su compañera".

Carmen Gloria Valladares

Valladares entregó potentes reflexiones sobre el rol de la mujer

Además, Valladares agregó que "es bueno dedicarse a tareas sensible a la ciudadanía, como la infancia, la mujer. Lo cambiaría en esa parte: no ser un elemento decorativo. Las mujeres ya no estamos para decorar a nadie”..

El desafío de asumir el cargo, dice Valladares, está en que  “se dignifique el rol, no que se eliminara. Una autoridad como el Presidente de la República debe tener una compañera o un compañero y que por su tarea, no debe dejarlo solo, y ella cumplir un rol a la tarea competentes, como la infancia, la migración, las mujeres. Tantas tareas que puede hacer”.

Carmen Gloria Valladares

Finalmente, la secretaria relatora del Tricel aseguró que "hay que reconocer el rol que le ha correspondido al hombre, porque si no hubiese comprendido que la mujer puede entregarle sensibilidad al sistema, no habría podido. Soy de la convicción de que la mujer no deba ocupar los puestos que debe ocupar por ser mujer. No me gusta la discriminación positiva".