Berdine Castillo nació en Haití y fue adoptada por una familia chilena. Hoy, la atleta sueña con representar al país en los Juegos Olímpicos.

La joven, de 21 años, comenzó a correr una carrera que le gustaría no tuviera fin. Nacida en Haití y adoptada por familia chilena, la mujer se ha convertido en una gran figura del atletismo nacional, rompiendo récords nacionales y ganando varias medallas.

Sin embargo, sus primeros años de vida no fueron fáciles. El año 2006, Berdine tenía solo 6 años de edad. De pequeña, vivía en un hogar de menores en la capital de su país natal, Puerto Príncipe, recibiendo visitas de su mamá biológica de vez en cuando.

Fue la llegada del oficial chileno de la Fuerza Aérea, Mario Castillo, lo que cambió su vida para siempre. El uniformado conoció el hogar en que vivía la niña debido a sus rondas como miembro de la misión de paz enviada por la ONU, consigna BioBío. Una cosa llevó a la otra y finalmente, junto a su esposa, decidieron adoptarla y llevarla a Chile.

“Me pasaron una parka que me quedaba gigante”, confesó la atleta respecto al único recuerdo que tiene de ese día. Tres años después, Berdine recién pudo ser adoptada oficialmente, siendo la primera persona haitiana que pudo hacerlo bajo decreto de la Corte Suprema.

“Era chica y solo quería jugar y pasarla bien. Lo que más costó fue el idioma. Mi familia se quería comunicar conmigo y teníamos que hacerlo con señas, así como apuntando lo que quería”, contó la atleta nacida en Haití.

Berdine Castillo y su eterna carrera

La última medalla de oro que obtuvo en un campeonato fue en el Sudamericano Sub 23 de Guayaquil, Ecuador, triunfando en lo que es su especialidad,  los 800 metros planos. En esta carrera, se demora un poco más de dos minutos.

Berdine contó a Emol que su pasión por el atletismo comenzó a florecer en 2014, cuando se mudaron a Santiago: “En 2014 nos vinimos a vivir a Santiago, en Recoleta. En el colegio en que me inscribieron había un taller de atletismo que lo hacía Mario Vásquez, y me invitó a participar”, reveló la joven deportista.

Berdine Castillo es la joven promesa del atletismo chileno

En el estadio de esa comuna, Berdine comenzó a entrenar y a ganar competencias, hasta volverse su principal modo de vida. Con poco tiempo entrenando, Berdine se transformó en campeona nacional y ganó la plata en los relevos 4×400 en los Binacionales de Córdoba. 

Respecto a la posible representación de Chile en torneos mundiales como los juegos olímpicos, la atleta ha dicho abiertamente que es algo que le gustaría pero que es algo que hoy no le obsesiona.

 “De repente escuchaba ‘con ella vamos a tener medalla olímpica’ y cosas por el estilo. Y yo estoy recién empezando. Para llegar a los Juegos Olímpicos hay que ir a los Sudamericanos, Panamericanos, muchos campeonatos. Es un peso encima, sí, pero a la vez una motivación”, reconoció Berdine.