Alejandra Pérez dio un discurso en el pleno de la CC a torso desnudo sobre su diagnóstico de cáncer de mama: "Cada marca en mi pecho es un grito de alegría".

Durante el mes de octubre, muchas personas, instituciones y organizaciones buscan la manera de conmemorar a aquellas y aquellos pacientes que se han enfrentado al cáncer de mama, la primera causa de muerte de millones de mujeres en todo el mundo.

El 19 de octubre, fue el día internacional de la lucha contra esta enfermedad, justo la semana en la que se comenzó a discutir en el país los contenidos y puntos que estarán presentes en la nueva constitución. Es por ello que muchos representantes de la Convención Constitucional están dialogando y haciendo discursos en estas instancias.

Alejandra Pérez mostró su mastectomía doble

Debido al mes de la cinta rosa, y a su potente y sentido mensaje, la constituyente electa por la Lista del Pueblo, Alejandra Pérez, dio mucho de qué hablar. Su intervención la realizó a torso desnudo, dejando las cicatrices de una mastectomía doble al descubierto con la consigna  "hasta q' valga la pena vivir!” escrita en su pecho.

Alejandra Pérez y su cáncer de mama

Efectivamente, la convencional fue diagnosticada con cáncer de mama, razón por la cual quiso referirse a su historia y a las dificultades de sufrir esta enfermedad en Chile.

En su discurso, comenzó reflexionando sobre la desigualdad en el país, para luego referirse a su antecedente médico con el cáncer. “Jóvenes sin universidades, niños en las calles, mujeres con trabajos precarios, pensionados en la miseria, cáncer sin cura en el sistema público. Ni hablar de los derechos. La plata sobra, pero se reparte como un embudo. La parte más grande para pocos y la parte más pequeña para muchos", dijo Pérez. 

"La culpa la sentí desde el diagnóstico: culpa por poder sanar; culpa por poder tener una cama, medicamentos y horas de atención; culpa por aquellas que no tienen plata para una mamografía; culpa por estar en el sistema privado de salud. ¿Por qué tengo que sentir culpa, si todos debiéramos tener derecho a la salud?", agregó respecto a su experiencia personal frente a otras realidades.

"No me haré la reconstrucción, porque cada marca en mi pecho es un grito de alegría a la vida. Por la memoria de mi papá, mi abuelo, Alberto Espina González, y por mi madre, hoy alzo la voz", finalizó la constituyente.