Para llevar un cabello fabuloso, algo que se suele hacer es teñirse el pelo de forma permanente para asegurar un cambio total de look. 

No obstante, muchas veces sucede que no nos gusta lo que vemos o que ya estamos cansados de usar tanta tintura en nuestro pelo.

Por esta razón, una tintura no permanente parece una excelente forma de probar para ver cómo lucimos con una nueva apariencia. Y, además, los puedes realizar de forma casera y con componentes no muy difíciles de conseguir.

Cabe señalar que estas tinturas caseras no tienen el mismo efecto que las que venden en tiendas, ya que el color suele ser mucho más sutil y suave.  

Aquí te dejamos algunos tutoriales para teñirse el cabello o cambiar la tonalidad, que podrás realizar de forma fácil con ingredientes que incluso puedes encontrar en tu casa o en cualquier local cercano (y baratos).

1. Aclarar el pelo con limón

Necesitas: Un limón, acondicionador. 

2. Aclarar el pelo con manzanilla

Necesitas: agua, un limón, hojas o hierba de manzanilla.

3. Dar un tono rojizo con remolacha

Necesitas: ½ taza de jugo de remolacha, ½ de jugo de zanahoria, ½ de agua.

4. Da un tono rojizo con hibisco

Necesitas: pétalos de hibisco, linaza, maicena

5. Tintura oscura para las canas con café

Necesitas: ½ de café en polvo,½ taza de bicarbonato, ½ taza de shampoo

6. Té negro para oscurecer

Necesitas: 4 sobres de té negro, dos tazas de agua.

Cabe señalar que un método muy conocido es el de usar papel crepé. Sin embargo, los expertos han advertido el peligro de esta técnica, ya que el papel crepé contiene anilina, un elemento tóxico.