Melisa Carrasco, una mujer de la comuna de San Antonio (Región de Valparaíso), denunció que un producto para alisar el cabello le provocó una dermatitis de tipo irritativo, lo que la llevó a perder todo el pelo.

Según contó a La Red, compró el 9 de abril el producto de la marca Flower Secret en un mall chino ubicado en calle Centenario. Dijo que ya había comprado otros artículos de la misma empresa que jamás le hicieron daño, pero nunca uno para alisarse.

A los dos días, Melisa intentó seguir al pie de la letra los pasos que indican las instrucciones: aplicarse shampoo, aplicar el producto, esperar 30 minutos, secarlo y alisarlo. 

Sin embargo, a sólo 5 minutos luego de aplicarlo en su pelo, comenzó a sentir un fuerte malestar en el cuero cabelludo. “Lo tuve 5 minutos el pelo y me lo quemó altiro. Tenía el pelo teñido gris y me lo decoloró a amarillo”.

Me ardía mucho la cabeza. Me fui a bañar altiro. (Cuando) me bañaba, se me caía el pelo a pedazos”, contó. “Me tuve que rapar al cero”, explicó.

Fue a un médico, quien le diagnosticó dermatitis de contacto tipo irritativo con el cuero cabelludo posterior a la aplicación del producto de alisado del cabello.

“En la tienda se rieron de mí”

Luego, fue a la tienda en la que compró el artículo para poner un reclamo, con la boleta, fotos y el envase, pero explicó que “no me dieron ninguna solución, al contrario, se rieron de mí”.

“Me dijeron que cómo ellos sabían que se me había quemado el pelo con el producto que ellos vendían. Dijeron que ellos vendían productos de buena calidad”, contó Melisa.

Luego de la insistencia de La Red, quienes fueron mall chino, una vendedora de la tienda señaló que el local no se hacía responsable, ya que “cuando pasan esas cosas no se puede denunciar en la tienda (...) tiene que reclamar en la empresa del producto”.

Melisa hizo la denuncia al Sernac, por lo que espera su respuesta. Aspira a una indemnización por los daños causados a su cuero cabelludo.