Chile es uno de los países con mayor índice de obesidad del mundo. Sin ir más lejos, según la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, el 74,4% de la población del país tiene esta enfermedad. Asimismo, Chile se ubica en el segundo lugar de los países OCDE con mayor nivel de obesidad, siendo superado sólo por México y estando arriba incluso de Estados Unidos. 

Las alarmantes cifras de sobrepeso y obesidad en nuestro país se han transformado en una grave amenaza para la salud de las personas, puesto que dentro de las consecuencias que puede generar este padecimiento se encuentra la diabetes, hipertensión arterial, aparición temprana de artrosis, entre otros. 

En ese escenario, el consumo de medicamentos para perder peso también ha ido al alza, generando un fuerte problema de salud pública, con consecuencias dignas de alerta sanitaria: la mala indicación de fármacos para bajar de peso y quitar el apetito, lo que está provocando terribles consecuencias. 

Consumo de pastillas para bajar de peso

La académica de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad Andrés Bello, Valeria Jorquera, advirtió que las personas se automedican estos tratamientos como una forma rápida y sin sacrificios de revertir su sobrepeso. La especialista advirtió que estos puede tener serias consecuencias.

pastillas para bajar de peso

Uno de los remedios más utilizados por los chilenos para bajar de peso son los derivados de la Fentermina, estos actúan inhibiendo el apetito a nivel del sistema nervioso central, pudiendo desencadenar múltiples efectos adversos como "ansiedad, taquicardia, insomnio, nerviosismo y 'efecto rebote' por supresión brusca, es decir, podría recuperar los kilos perdidos, cuando no se acompaña de dietas saludables y actividad física regular", indicó la especialista. 

Y por si fuera poco, estos medicamentos pueden descompensar trastornos psquiátricos y aumentar el riesgo del desarrollo de ideación suicida, es decir, pensamientos intrusivos y repetitivos sobre la muerte autoinfligida y las circunstancias específicas en que se propone morir. 

Los efectos de las pastillas para bajar de peso en la salud mental

Según consignó El Mostrador, este tipo de medicamentos podrían desencadenar graves efectos en la salud mental de las personas. Chile está atravesando por un verdadero "boom" en la indicación de fármacos como Ozempic (semaglutide). 

El médico experto en nutrición y chef profesional, Oscar Barrera Marengo, explicó al medio que "este fármaco para la resistencia a la insulina o diabetes tiene como efecto secundario la pérdida del apetito (anorexígeno). Y esto último es precisamente lo que está buscando mucha gente, incluso, sin necesidad del medicamento. Lamentablemente, existen muchos profesionales que lo están recetando de manera irresponsable, sin hacerse cargo de los efectos adversos".

pastillas para bajar de peso

En el mercado existen múltiples fármacos para adelgazar, los que pueden tener varios efectos adversos e, incluso, pueden llegar a ser mortales. Un ejemplo de esto es Sentis, cuyo principio es la Fentermina.

Estos medicamentos se venden con receta cheque, ya que “se trata de un análogo de anfetamina que puede causar hipertensión pulmonar, sobre todo en mujeres jóvenes, además de infartos, accidentes cerebrovasculares y la muerte. Así también, descompensa trastornos psiquiátricos y aumenta el riesgo del desarrollo de ideación suicida”, agregó el médico. 

En un país con graves problemas metabólicos, el especialista considera que hay que ir a la raíz del problema: la educación nutricional, la actividad física y una buena relación con el alimento “es lo que nos va a llevar a tener generaciones sanas. Hábitos saludables son la base para estar sano, no soluciones parche y potencialmente mortales”, sentenció Barrera.