La caspa es un problema que afecta a cerca de un 50% de la población adulta en el mundo, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)

Ya sea con el aire seco, o la deshidratación por no tomar agua, la piel reacciona y puede provocar sequedad y descamaciones, provocando la aparición de dermatitis seborreica que hace aparecer la caspa.

Otra de los factores determinantes para la aparición de la caspa, es la alimentación, siendo las dietas pobres en vitamina B y ricas en grasas e hidratos de carbono las más propensas a generarla.

A pesar de que no afecta a nuestra salud, es una condición muy molesta que genera un fuerte picor cuero cabelludo y pequeñas descamaciones que son visibles a todo el mundo, pudiendo ser estéticamente muy incómodo.

Por suerte, con una buena higiene rutinaria y algunos ingredientes naturales podemos eliminarla y regenerar la salud capilar. 

A pesar de que existen en venta muchos productos diseñados para tratar la caspa, los remedios naturales pueden ser igual de efectivos.

cuero cabelludo

Remedios caseros

El bicarbonato de sodio, por sus propiedades exfoliantes, es efectivo para erradicar los restos de piel muerta y de grasa. Se debe aplicar con el cabello mojado y frotar. Este polvo es también un poderoso anti fúngico que puede ayudar a combatir el hongo responsable de la caspa. Recuerda siempre terminar enjuagando con agua tibia.

Aceite de coco, restaura el cuero cabelludo, reduce la presencia de caspa y bacterias y alivia los picores en la zona. Su aplicación además hidrata las raíces capilares, promueve el crecimiento y reduce las células muertas. Se recomienda aplicar entre tres a cinco cucharadas de la preparación, masajear y luego lavar con champú.

Aloe vera, tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas que reducen la presencia de hongos de forma significativa. Puedes aplicarlo en gel durante 30 minutos y luego enjuagar con agua tibia. Idealmente puedes repetir esta rutina 2 a 3 veces por semana