Según los expertos, la actividad física en las niñas y niños viene acompañada de una serie de beneficios, que incluyen un crecimiento y desarrollo saludable del sistema cardiorrespiratorio y músculo-esquelético, el mantenimiento del equilibrio calórico, la prevención de los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, y la oportunidad para desarrollar interacciones sociales. 

niños  

Es más, la OMS asegura que en el mundo el 80% de los niños y niñas y adolescentes no hace el suficiente ejercicio diario, lo que puede poner en riesgo su salud. Disminuir el sedentarismo y potenciar la práctica de deportes, es una tarea que debemos potenciar en los menores, buscando un punto de equilibrio entre la vida sana y la actividad física constante.
 
Es por esto, que dejamos algunos consejos para motivarlos y lograr una mejor experiencia deportiva en los más pequeños de la casa, siempre buscando su bienestar para practicar una o varias disciplinas deportivas.
 
1. Un deporte que los motive. Encontrar una actividad deportiva que les guste, dependerá de la edad y de sus preferencias. En los niños pequeños, las actividades más apropiadas son las que mezclan la diversión con el equilibrio y coordinación. En cambio en la adolescencia, empiezan a desarrollar cualidades físicas más específicas y pueden comenzar con entrenamientos más especializados. 
 
2. Apóyalo en todo momento. Si los niños tienen algunas dificultades cuando practican deportes, hay que entregarles todo nuestro apoyo. Como en muchos temas, y al igual que a los adultos, pueden partir animados, pero pueden decaer por variados factores. Es acá donde debemos evitarlo y ayudarles a superar esas pequeñas frustraciones, comentándole que son cosas puntuales, y todos hemos pasado por ese tipo de sensaciones.
 
3. Potencia su alimentación con comida nutritiva y saludable. Comer sano es un punto muy importante para todo niño. Uno de los propósitos, debe ser lograr entregar alimentos nutritivos y con las proteínas necesarias para su organismo dado que ayudan en la recuperación muscular y aportan energía. 
 
4. Llévalos a ver los deportes "antes de". Cualquier decisión de inscribirse en un deporte, debe venir acompañada de una visita previa a los establecimientos donde se practican y enseñan. De esta forma, tendrán la oportunidad de elegir con cierto criterio, de manera que su decisión estará vinculada a la emoción que sientan al momento de ver a otros niños entrenar.