Una investigación de científicos de distintas partes del mundo detectó un aumento del 62% en el consumo de cannabis durante la gestación, en los últimos 12 años. Sus consecuencias en la salud de los recién nacidos podrían ser considerablemente perjudiciales. 

La prevalencia y la seguridad percibida del uso de marihuana en el embarazo están aumentando junto con su legalización en algunos países, según se desprende de un estudio reciente realizado por especialistas de universidades de Estados Unidos, China e Irlanda.

¿Qué tan peligroso es consumir marihuana durante la gestación? 

El principal componente químico activo de la marihuana es el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC), el cual atraviesa fácilmente la placenta y llega hasta la leche materna. De tal manera, su uso durante el embarazo y lactancia probablemente cause efectos metabólicos y neurológicos en el bebé por nacer. 

Por qué el consumo de marihuana durante y después del embarazo afecta la salud de los bebés

Los estudios actuales, que son principalmente retrospectivos, no investigan de manera sustancial la correlación entre la dosis de marihuana y sus efectos en la descendencia, lo que genera incertidumbre entre los profesionales sobre cómo aconsejar mejor a las mujeres sobre los riesgos del consumo de marihuana.

Sin embargo, ahora, en un nuevo estudio publicado por Phytomedicine Plus, los investigadores evaluaron el impacto del consumo de marihuana en los resultados neonatales.

Aumento de madres hospitalizadas por consumo de marihuana

El estudio cubrió un total de 1.466 publicaciones revisadas, de las cuales 857 eran una colección de 12 artículos de revistas muy citados sobre un tema similar. Los 12 grupos incluyeron análisis como: la ley de marihuana medicinal, marihuana medicinal, usuarios adolescentes de marihuana, estructura cerebral, edad adulta joven, legalización de la marihuana recreativa, resultado del nacimiento, adicción a la marihuana, entre otros.

Por qué el consumo de marihuana durante y después del embarazo afecta la salud de los bebés

El equipo descubrió que la cantidad de mujeres embarazadas que usaban marihuana aumentó del 2,37% en 2002 al 3,85% en 2014 (un 62%). Alrededor del 48% al 60% de las usuarias de marihuana continúan usándola durante el embarazo. 

Además, los investigadores señalaron que en los tres años transcurridos desde la introducción de las leyes sobre el consumo de marihuana (RML) en los Estados Unidos, el número de hospitalizaciones de madres por consumo de marihuana ha aumentado en un 23%.

Efectos nocivos para el bebé 

"La literatura revisada mostró que la marihuana puede atravesar la placenta, lo que puede tener una serie de efectos nocivos para el bebé", dijo Zheng You, especialista de la Facultad de Información e Ingeniería Médica, Universidad de Medicina Tradicional China de Chengdu.

"También puede afectar el neurodesarrollo fetal, así como los resultados perinatales", agregó. Además, las mujeres que consumieron marihuana durante el embarazo tenían más probabilidades de desarrollar anemia y sus bebés tenían bajo peso. 

Por qué el consumo de marihuana durante y después del embarazo afecta la salud de los bebés

También se ha demostrado que la marihuana afecta el transporte normal y el estado de la placenta durante la gestación. La exposición a corto plazo al cannabidiol (CBD) puede aumentar la permeabilidad de la barrera placentaria a los agentes farmacológicos, lo que podría incrementar el riesgo fetal.

Y eso no es todo. La exposición intrauterina a la marihuana puede provocar deterioro cognitivo, así como una mayor susceptibilidad al abuso de sustancias en el hijo. La exposición a los cannabinoides fetales también puede aumentar la sensibilidad del cerebro a los efectos apoptóticos del etanol. Los estudios también han demostrado que los niños expuestos a la marihuana en el útero tienen problemas con la agudeza y análisis visual y la coordinación motora.