Una práctica que existe hace años, pero que actualmente está alcanzando una gran popularidad en Chile, a propósito de la maternidad tardía. Son varias las clínicas de fertilidad en Chile que buscan donantes y ofrecen tratamiento. Pero, ¿Cuáles son los requisitos? ¿Cómo funciona? ¿Dónde recurrir? Aquí te lo explicamos en detalle. 

La donación de óvulos o la ovodonación, "es un tratamiento de reproducción asistida en la que el gameto femenino es aportado por una mujer distinta de la que recibirá el embrión resultante", según detalla el sitio web de la Clinica IVI. Es decir, una mujer dona sus óvulos, estos se almacenan en un laboratorio y más tarde son inseminados por espermatozoides, generando embriones; que luego serán transferidos al útero materno. 

Todo este tratamiento es ejecutado en un centro de medicina reproductiva por un o una médico especialista. La donante de óvulos recibe una remuneración previamente acordada con el mismo centro, sin embargo, el procedimiento abarca una serie de pruebas y requisitos que te explicamos a continuación. 

¿Cuáles son los requisitos? 

Según el Dr. Reinaldo González, especialista en Infertilidad y Medicina Reproductiva, "muchas mujeres en edad reproductiva, y en general, después de los 37 años, tienen una baja en su reserva ovárica, lo que disminuye sus probabilidades de embarazo y también aumentan sus posibilidades de abortos o enfermedades cromosómicas del bebé". Por lo tanto, aquellas son excelentes candidatas a la ovodonación. 

Dentro de los límites de edad para poder recibir una ovodonación, González comentó que "el límite de edad en la mujer son los 50 años, ya que los riesgos asociados al embarazo en mujeres mayores de 50 años son muchos". 

Respecto a los requisitos para poder ser donante de óvulos, se debe tener entre 20 y 30 años, un índice de masa corporal normal, no ingerir medicamentos de la esfera psiquiátrica, ni ser fumadora, según lo indicó la Dra. Lorena Pardo, ginecóloga obstetra, subespecialista en medicina reproductiva y magíster en reproducción, que además trabaja en el centro de medicina reproductiva SGFertility, clínica que cuenta con su propio banco de óvulos. 

Por otra parte, dentro de los antecedentes familiares, la doctora detalló al medio La Tercera que, "tienes que saber de qué se murieron sus padres o sus abuelos; ninguno de ellos pudo haber tenido cáncer antes de los 50 años”. Junto a eso, se hace una exhaustiva evaluación psicológica, principalmente para confirmar de que es capaz de atravesar el proceso.

Seguido de eso, empiezan los estudios clínicos y genéticos, detección de enfermedades infectocontagiosas y los exámenes ginecológicos. “Así es como se va filtrando", comentó Pardo, quien aclaró que muy pocas personas cumplen con todos los requisitos

¿Hay cobertura para este procedimiento? 

Cabe destacar que este tratamiento cuesta una suma importante de dinero, ya que desde la tecnología hasta el personal, es altamente especializado. Actualmente, con el aumento de la demanda por estos procedimientos, las aseguradoras entregan mayor financiamiento a los pacientes, por lo que los costos han disminuidos. 

Sin embargo, según indica Aníbal Scarella, director del Centro de Reproducción Humana de la Universidad de Valparaíso y académico de la misma institución, "el Estado y las políticas de salud pública aún está en al debe, porque de los 4500 ciclos que se realizan en Chile, solo el 10%, aproximadamente, son entregados al sector público, mientras que un 80% por privados”

Por otro lado, Pardo complementó que el tratamiento de fertilización invitro está codificado en Fonasa desde 2019 y, que, "las isapres están obligadas por ley a reembolsar un mínimo por estos procedimientos. Hay isapre que tienen convenios o planes que reembolsan más, más o menos un 30%, mientras que por Fonasa tienes que hacerte la prestación donde se indique”.

¿Existe la posibilidad de contactar a la madre biológica? 

Según lo comentado por la Dra. Pardo a La Tercera, existen dos tipos de donaciones: abiertas o cerradas, las cuales son previamente acordadas con la donante. Las donaciones abiertas, consisten en que la persona puede conocer a quién fue la donante del óvulo del cual nació; y las donaciones cerradas son completamente anónimas, por lo que la donante nunca va a conocer a la receptora ni viceversa. 

“Es necesario que las donantes entiendan las implicancias: no hay ninguna implicancia de maternidad ni de reclamo económico: es solo ver si están dispuestas o no a ser contactadas en el futuro. Es netamente decisión de ellas”, explicó Pardo. 

¿Dónde puedo recurrir para una ovodonación? 

Actualmente, algunas de las clínicas para donar óvulos que está efectuando este tipo de procedimientos en Chile son:

SGFertility

Clínica IVI

Clínica de la Mujer

Clínica Las Condes

Clínica Alemana