Pamela Díaz ha compartido varias veces sus métodos como madre, alejándose siempre de un modo estricto y lleno de juicios contra ella misma.

Asimismo lo volvió a corroborar como invitada en el programa “La Divina Comida” de CHV, donde aseguró que no dejaría de hacer cosas por sus hijos y que no siente ningún tipo de culpa de maternidad.

Todo partió cuando le consultaron cómo se veía en 10 años más: “Quiero sacar un libro, quiero tener mi propio programa que trate de sexo, conversar con gente profesional”, confesó La Fiera.

Sobre la pregunta si quiere ser madre de nuevo, aseguró que no. En eso le preguntaron: “¿Te gusta ser mamá?”.

No es que me guste ser mamá”, dijo. “No tengo paciencia y los niños están criados a mí forma de ser, no sé si será la buena o la mala, eso lo sabrán el día de mañana los niños, pero creo que tengo cabros sanos”, señaló.

Cabe señalar que Pamela tiene tres hijos, Trinidad de 20 años, Mateo de 14 y Pascuala de 5. 

“No tengo ninguna culpa”

Fue entonces cuando le consultaron si ella sentía la culpa que suelen sentir las madres sobre la crianza de sus hijos o por irse a trabajar.

No tengo ninguna culpa, ni una”, contestó Pamela Díaz. “Esas cargas como heavy de mamás que trabajan y no se pueden ir. Por ejemplo, si a mí me sale una pega hoy día de dos semanas y que tengo que ir afuera, yo me voy”.

Yo No quiero dejar de hacer cosas por mis hijos, porque el día de mañana voy a estar sola, si los cabros van a estar igual pasándola bien, tendrán sus familias y todo”, concluyó Pamela Díaz.

Hay momentos en los que una tiene que estar sola”, aseguró. 

Por su parte, Carmen Gloria Bresky, otra invitada, agregó: “En el fondo uno tiene que ser feliz (...) Porque puedes estar todo el día en la casa amargada, y eso no sirve de nada”.

Yo amo mi pega. Me encanta, disfruto”, finalizó el tema la modelo.