Sheila O’Leary, de 38 años, fue declarada culpable de asesinar a su hijo menor al someterlo a una estricta dieta vegana. El bebé habría muerto en 2019 por la desnutrición que esta forma de alimentación le provocó.

La mujer estadounidense fue imputada por asesinato en primer grado y negligencia, al no proporcionarle los alimentos ni la atención médica necesaria a su hijo de 18 meses de edad, indica Mirror.

La mujer le habría dado solo frutas y verduras crudas, específicamente una dieta basada en mangos, paltas y plátanos. Esta acción también la realizó el padre del menor, Ryan Patrick O’Leary, de 33 años, quien enfrenta cargos similares y está a la espera del juicio.

El pequeño Ezra falleció en septiembre de 2019, con solo 7,7 kg, lo que debería pesar un bebé de siete meses. Mientras, un niño normal de 18 meses debería pesar al rededor de unos 10,9 kg.

El menor dejó de respirar, lo que provocó la alarma de los padres, quienes afirmaron que el menor seguía dieta vegana y se alimentaba con leche materna. No obstante, la autopsia reveló que el bebé falleció por complicaciones derivadas de la desnutrición. 

La pareja tiene otros tres hijos, de tres, cinco y once años, quienes habían sido alimentados con la misma dieta. 

Dieta vegana en los bebés

Según una nota de Clínica Dávila, los niños bebés deben alimentarse de la leche materna de forma exclusiva hasta por lo menos sus seis primeros meses de vida. Al ser la leche materna de origen animal, esta dieta ya no sería vegana. Por eso, al menos hasta los dos años ningún niño debería ser vegano, ya que ésta leche no puede ser reemplazada por un origen vegetal.

A medida que el menor va creciendo y se les va dando comida, los niños y adolescentes tienen “requerimientos nutricionales específicos”. 

La pediatra de Clínica Dávila, María Luisa Aguirre señala que “una dieta vegana debe seguirse de manera informada y tomando todas las precauciones posibles para mantener una apropiada nutrición. En este aspecto, si los padres quieren que sus hijos sigan la misma dieta vegana, deben recibir orientación médica para que el niño no presente deficiencias nutricionales”.