Ser padre o madre no es una tarea fácil, incluso, según un estudio, el cuidado de los hijos es considerado más agotador que un trabajo remunerado. Y la dificultad se incrementa si tienes 7 hijos.

Esto es lo que debe afrontar una mamá australiana, Constance Hall, quien a estas alturas ya es una celebridad en su país. La blogger se hizo conocida años atrás por sus honestos dichos sobre la crianza, por los que recibió muchas críticas.

Y es que esta mamá, a diferencia de lo que indica la presión social, no deja que la maternidad derribe su cordura, sus tiempos de descansos y el disfrutar.

Entre los hábitos de vida que lleva ella junto a sus hijos, se incluye el no bañarlos todos los días, dejarlos comer solos y desligarse de ellos a partir de las 19:30 horas. 

“Llámame perezosa, llámame una mamá pobre, pero cuando tienes seis hijos viviendo bajo tu techo, las cosas cambian, te estás engañando a ti misma si crees que puedes dar a seis niños la misma vida que le diste a uno”, escribió Constante en Facebook antes de tener a su séptimo hijo.

El estilo de vida de Constance Hall

Entre algunos de los hábitos que causó más polémica, está el de desconectarse de sus hijos a partir de las 19:30 horas, en el que los niños (a cierta edad) son responsables de todo lo suyo.

“No soy tu mamá, no estoy aquí. No soy tu esclava, solo soy una estatua de una mujer que hace una hora te limpió el trasero y ahora está bebiendo vino charlando por teléfono con su hermana”, les dice a sus hijos.

Además, los baña solo 3 veces por semana, ya que señala que no es necesario lavarlos todos los días. “No tienen que bañarse o ducharse todos los días. A menudo pueden saltarse esa parte de la rutina si esto los está desanimando a todos. Yo digo, ‘bien, apestoso, ve a la escuela y asquea a todos'”, dice.

Constance es relajada en general, y deja que incluso sus hijos coman con las manos para ahorrarse lavar los platos. “Pongo una pila de verduras y otra pila de carne o algo y les digo: ‘festejar con las manos'”, cuenta. 

Tampoco dedica mucho tiempo a planchar y guardar la ropa. Simplemente tiene una canasta de distinto color para cada hijo, y tira toda la ropa limpia a la canasta correspondiente, mientras ellos se encargan de doblarla y guardarla por su cuenta.

Otra de las tediosas tareas del hogar es lavar, guardar y planchar la ropa, sin embargo la blogger tampoco se hace mucho problema con eso. Dice que cada niño tiene una canasta de un color, ella tira ropa limpia, ellos la encuentran y la doblan por su cuenta.