Cada persona tiene necesidades únicas, acorde a su forma de ser, pensar y física. También aplica a la hora de escoger el extractor de leche materna y una experta explica cuál es el acorde a tus requerimientos y tipo de pecho.

Primero partiremos de la base, para incluir a aquellas mujeres que inician en la maternidad. Vital es conocer las herramientas que existen a la hora de iniciar la lactancia.

Tipos de extractores

Extracción manual - ocasional

Extractor leche

Se realiza de manera manual, donde con el dedo pulgar y el índice formamos una letra C alrededor del pezón. Se saca leche presionando hacia la pared torácica.

Extractor mecánico - frecuente

Extractor leche

Alternativa conveniente, pues no es caro, es fácil de limpiar y transportar. Lo malo es que no siempre saca toda la leche del pecho y para usarlo necesitas de ambas manos, lo que limita.

Extractor eléctrico - banco de leche

Extractor leche

Ideales para el hogar y de buena eficiencia. Drenan la leche completa del seno y simula la succión del bebé y sus distintos ciclos. Adecuado para quienes busquen formar su banco de leche.

Existen aquellos que tienen copa doble, para ambos pechos al mismo tiempo. Si vas a salir, tu extractor es ideal para estimular las glándulas mamarias. 

¿Cuál es el adecuado para ti?

Debes tomar atención a estos tips: el pezón debe quedar dentro de la copa sin rozar. Si roza es porque no estás usando el de tu talla y que este es pequeño. Si te queda grande, notarás que la areola queda muy dentro de la copa. El extractor siempre debe estar limpio y jamás debe lastimarte.