Si bien es importante cuidar a nuestros hijos y darles todas las herramientas necesarias para su bienestar y su futura independencia, también es necesario enseñarles de respeto. 

Cuando esto no pasa, algunos hijos se sobrepasan con sus padres y hasta terminan opinando sobre decisiones personales. Esto le pasó a una mujer cuyo hijo le reclamó por la vestimenta que estaba usando.

Erica Gaytan compartió un video en TikTok en el que mostró su atuendo atrevido para sacarse una foto. “Mi hijo está angustiado por mi atuendo”, dice de pronto, para luego mostrar en la cámara al adolescente.

El joven se veía evidentemente avergonzado y le reclamó: “Estás mostrando demasiado”. 

"¿Cómo que estoy mostrando demasiado?" le preguntó ella.

"No quiero que los hombres te miren", le respondió el adolescente.

La mujer le dijo: "no me van a mirar" y le preguntó "¿qué vas a hacer si me miran?".

En los comentarios surgió una discusión a raíz del tema. Algunos se pusieron del lado del hijo que quería prohibir la vestimenta a su mamá, diciendo que "eres hermosa, pero debes respetar sus deseos".

Otros en cambio defendieron a la madre, señalando que Erica debería usar lo que quiera. 

¿Estás criando a un hijo machista?

Aunque como padres nos esforcemos en hacer lo mejor posible, siempre va a estar la posibilidad de que nuestro hijo aprenda ideas erróneas del exterior o incluso de nosotros mismos (sin que nos demos cuenta).

Ahora que se lucha por la equidad de género, es importante criar a hijos lo más posible alejados de concepciones machistas. El pedagogo Andrés París entrega señales de alerta para saber si  estás criando (s in querer) a un hijo machista.

Estas son detectar frases sexistas que dividen las actitudes, intereses u otros según sexo, como “eso es de chicas”, “no juegues a eso porque es de mujeres” , etc.

Otra señal es oírles ideas errónea sobre las capacidades o “deberes” de las mujeres o los hombres, como “los chicos ayudamos a las chicas en las tareas de hogar” o “ellas juegan peor a los deportes físicos”.

“Estamos hablando de situaciones diarias que tenemos tan arraigadas que no somos conscientes de ellas, pero que sí determinan una desigualdad de género en lo cotidiano”, dice el experto.

Por último, hay que poner atención en el lenguaje en el que tú o tu hijo/hija se refiere a las mujeres. “Debemos reflexionar sobre la manera en la que nos dirigimos a los hombres y a las mujeres. Recuerda que el lenguaje genera la historia que nos contamos”, señala.