Hace unas semanas un usuario de Twitter publicó una imagen de una mujer rodeada de guardias en el parque de diversiones Disneyland Paris, señalando que estos no dejaron a la madre alimentar a su hijo.

Ayer, sus guardias de seguridad impidieron que una madre amamantara a su bebé de dos meses con el argumento de que sorprendió a los clientes extranjeros. ¡En Francia, en julio de 2021! Delito de obstrucción a la lactancia materna, ¿Dónde estamos?”, se quejó la usuaria.

Por su parte, la empresa aseguró que "al interior hay lugares exclusivos para esta acción", argumento que descolocó a la Ministra francesa de Ciudadanía, Marlène Schiappa, quién aseguró que amamantar a un bebé no ni un delito ni una ofensa.

Ante esto, al parque de diversiones no le quedó más que ofrecer disculpas, asegurando que no hay restricciones para la lactancia materna en el recinto. “Lamentamos profundamente esta situación y una vez más ofrecemos nuestras más sinceras disculpas a la madre en cuestión".