Probablemente, ya conoces de memoria los diálogos de varias de las películas favoritas de tus hijos y quizás ya te comenzaste a cansar de tanto verla en la televisión. Sin embargo a tus hijos les sigue encantando y sorprendiendo la misma historia. 

rutina

Los niños aprenden por medio de la repetición

En un estudio realizado por la Universidad de Sussex, se descubrió que los niños aprenden por medio de la repetición. Tras leerles los mismos cuentos durante una semana, los resultados arrojaron que los pequeños que escucharon las mismas historias repetidamente fueron muy precisos tanto en las tareas de memoria inmediata, como en las de retención.

Los pequeños necesitan de rutinas para sentir seguridad

Desde el primer día los niños tienen un horario para comer, para la siesta, para jugar y otras cosas más. Así es que se irá adaptando según las rutinas.

Esto les proporciona seguridad y la tranquilidad de que no tendrán imprevistos. Lo mismo sucede cuando ve su película favorita. Los niños aman ver la misma historia porque pueden "predecir" lo que va a pasar y eso los relaja.