Puede resultar muy difícil detectar un problema auditivo en tu bebé, pues son los pediatras quienes hacen pruebas neonatales para diagnosticar este tipo de problemas.

Sin embargo, es de suma importancia prestar atención a ciertos comportamientos porque dejar pasar un problema auditivo en los hijos no sólo retrasará su desarrollo lingüístico y/o emocional, sino que también, es un potencial riesgo para no atender infecciones o lesiones duraderas.

El sitio Vix, junto a la Asociación Española de Pediatría deja sus recomendaciones desde los primeros días del bebé en casa. 

Primeras semanas de vida

bebe

En esta etapa, tu hijo debería ser capaz de despertar o reaccionar con un llanto ante ruidos fuertes como gritos en la calle, música o alarmas.

De dos a cuatro meses de vida

En esta etapa, tu bebé ya debe ser más perceptivo, procura revisar que mueva su cabeza hacia la dirección de donde viene el ruido o hacia tu rostro cuando le hables. En esta faceta, el niño también debería mostrar curiosidad por juguetes musicales, comenzando a tocarlos para comprobar por sí mismo qué ruido hacen. 

A partir de los seis meses

Aquí puedes comenzar a comprobar si tu bebé reconoce algunas canciones interactivas. Puede que sonría cuando las escuche o incluso "baile" sentado. 

De nueve meses a un año

Tu bebé ya debe ser capaz de asociar algunos sonidos y de balbucear objetos familiares. Es importantee además, que ya reconozca su propio nombre aunque no pueda pronunciar nada con claridad.