Un error que cometen muchos padres, es creer que la única obligación que se debe enseñar a los hijos son las tareas escolares. O, por otro lado, educar sobre tareas en el hogar cuando ya son niños grandes.

Los expertos indican que las labores domésticas se deben enseñar antes que a los 8 años

Un análisis hecho por la Universidad de Minnesota recogido en Boston Globe señala que los adultos jóvenes que comenzaron a realizar tareas del hogar a una edad temprana, como a los 3 o 4 años, tenían mejor trayectoria profesional y mejores relaciones personales.

Pero tampoco es que debas a tu hijo de 5 años encargarle limpiar toda la casa o dejarlo cocinar. Sino que las tareas del hogar se deben enseñar de forma paulatina, empezando con pequeñas acciones sencillas y añadiendo más responsabilidades a medida que crecen.

Tareas domésticas para los niños según su edad

Así lo explica la doctora Deborah Gilboa, experta en desarrollo infantil en Today, donde indica qué labores los padres deben fomentar en los niños según su edad y cómo:

De los 18 meses a los 3 años

Esta es la edad de '¡yo lo hago yo mismo!', ¡así que aprovéchala!", dice Gilboa. 

Niños ordenando con su mamá

En esta edad hay que comenzar con tareas muy sencillas, en las que el pequeño asista a tareas hechas por los padres. Eso sí, indica que no deben ser tareas que los padres se sientan obligados a seguir de mala forma, sino que ambos deben disfrutar haciendo en conjunto.

"Déjelos hacer una parte, como sostener el recogedor mientras barre", es un ejemplo. Siguiendo esta línea, ayudar a poner juguetes en una caja o ayudar a apilar libros son buenas ideas. En este momento los padres siempre deben acompañarlos.

Entre los 4 y 5 años

En esta edad ya los niños son perfectamente capaces de realizar algunas tareas solos. Sin embargo, muchos no recordarán la tarea sin que se les pida.

Por eso, es importante ir ayudándolos a guiarlos en las labores que deben ir haciendo a diario, ya que no podrán solos recordarlas.

Pista: diles que te digan cuando hayan terminado", dijo. "Esto ayudará a mantenerlos concentrados en la tarea y le permitirá comprobar que se hizo de la forma en que se les enseñó", explica.

De 6 a 8 años

Aquí ya los pequeños pueden hacerse una sencilla guía mental sobre las tareas diarias que deben hacer. “No tenga miedo de darles tareas diarias a los niños de primaria”, dice Gilboa.

Niña ayudando en el hogar

"Una vez a la semana parece más fácil, pero en realidad desarrollar hábitos es más fácil si hay que hacer algo todos los días. Por lo tanto, una tarea repetitiva en la cocina o el cuidado de una mascota pueden ser una excelente opción", explica.

La experta señala que no hay que subestimar a los niños a esa edad, donde explica que incluso a los 8 años su hijo ya sabía lavar su ropa solo. 

Cabe recordar que en tareas que impliquen artefactos o utensilios peligrosos es importante supervisar lo que hacen por prevención.