Una bebé fue abandonada y adoptada hace 25 años. Hoy, ya adulta, sorprendió a su mamá con una casa nueva para agradecer su apoyo.

Muchos padres deciden adoptar a un niño o niña para criar, cuidar y dedicarse a ellos, un amor igual de fuerte que el de padres biológicos.

Hu, una mujer que vive en Anqing, China, conoció a su hija hace 25 años, en 1993. Aunque siempre anheló quedarse embarazada, sus deseos de ser madre fueron tan grandes que adoptó a una bebé encontrada en un basurero cerca de su casa.

La mujer adoptó de inmediato a la menor para cuidarla y protegerla junto a su esposo, quien sabía hace mucho tiempo todas las ganas que tenía Hu de ser mamá, según el medio Tribun Timmur.

Bebé creció y le regaló una casa a su mamá

 

La situación económica de la pareja nunca fue buena, de hecho tuvieron que hacer grandes sacrificios para mantener a la bebé. Para poder alimentar una boca más, debieron darle papilla en vez de leche.

 

Bebé salió adelante con su madre

A sus 4 años de edad, el esposo de Hu, el padre de la chica, falleció. Esto complicó a la familia, pero salieron adelante con el trabajo de la mujer, quien vendía verduras y grillos en el mercado y recolectaba desechos reciclables para poder darle comida y educación a su hija.

En la actualidad, con 25 años de edad, la chica tiene su propia vida y familia en otra ciudad. Sin embargo, se sintió tan agradecida con su madre por su constante lucha para que no le faltara nada, que le regaló una casa nueva de dos pisos.

Bebé creció y le regaló una casa a su mamá adoptiva

 


“Cuando era niña, mi madre me cuidó muy bien. Ahora es el momento de cuidarla bien. Este es mi deber de niña”, dijo la joven según Gatsuur. Aunque Hu aún sigue recolectando leña y plantando vegetales, vive una vida mejor y recibe a su hija de visita frecuentemente.