La actriz Tamara Acosta tiene muy claro que cuidar su salud es lo primero. Por eso, se realiza la mamografía de chequeo, la que permite detectar el cáncer de mama de forma precoz.

“Ya se hicieron su mamografia de rigor?... que humillación más grande 🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣 Pero muy necesaria! #mamografia #prevencioncancerdemama”, escribió en su cuenta de Instagram, junto a una foto que sacó cuando estaba en el recinto de salud haciéndose el examen.

“¿Duele?”, preguntaron

En los comentarios, muchas mujeres preguntaron si dolía. Fueron las mismas usuarias quienes respondieron. Varias de ellas opinaron que era dolorosa, aunque otras señalaron que no duele, pero que es un examen molesto. 

Publicación de Tamara Acosta

“Cada vez que me@la hago pienso en que como no va a existir algún científico 🧑‍🔬 que desarrolle una forma menos dolorosa para testearse”, dijo una.

“Dolorosa sí, pero humillante no”, dijo otra.

“No duele, molesta solamente, lo ideal es no ir esos días del mes que uno anda con las pechugas sensibles”, dijo otra.

“No duele, molesta pero tampoco tanto”, “Es relativo, yo tengo 40 años me la he hecho un par de veces y es poco molesta, pero no duele ,nada que ver”, señalaron otras usuarias.

En resumen, las mujeres en los comentarios manifestaron sentirlo de distintas formas, a algunas les duele y a otras no, pero lconcordaron en que al menos era un examen que causa molestia.

¿Cuándo comenzar a hacerse mamografías?

Según la doctora Paulina Neira, radióloga de Clínica Las Condes, las guías médicas estadounidenses recomiendan en general comenzar con un chequeo al año a partir de los 40 años. 

Mientras, las europeas recomiendan comenzar a los 50, y hacerse las mamografías con intervalos de 2 años. Otras ubican la edad ideal a partir de los 45 años.

Sin embargo, la doctora aclara que la edad en la que se comiencen los exámenes debe ser algo conversado entre paciente y doctor, de acuerdo a las preferencias e historial médico de la mujer.

“En el caso de mujeres con antecedente de cáncer de mama al interior de la familia, como madre o hermanas, se recomienda comenzar 5 o 10 años antes de la edad en que a ese familiar se le diagnosticó el cáncer", explica.