Muchas veces cuando estamos escuchando una conversación aburrida, o simplemente estamos sentados relajados, agarramos un lápiz y un papel y comenzamos a hacer dibujos sin un aparente significado importante.

Solo para pasar el rato y ya. Pues hay algunos expertos que indican que estos garabatos pueden dar indicios de tu personalidad. Eso sí, no se deben sacar conclusiones apresuradas, ya que no hay estudios que afirmen que dibujar algo te hace sí o sí ser de determinada forma.

Francisco Viñals Carrera y Mariluz Puente Balsells, directores del máster en Grafoanálisis Europeo de la UAB y directores de la Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España explican a La Vanguardia que los garabatos son “un reflejo inconsciente, aunque muchas veces motivado por una idea accesoria, emotiva o provocada por el estado de ánimo y la actitud en que se está inmerso”.

Sin embargo, no es cualquier dibujo que realizas el que puede dar pistas de tu carácter, sino los que haces de forma recurrente. “La repetición habitual de determinados garabatos es lo que le concede cierto valor expresivo y simbólico del posible deseo o problema posiblemente reflejado por su autor”, dicen los expertos.

En La Mente es Maravillosa, se señalan algunas formas y dibujos y lo que pueden decir sobre tu personalidad en un artículo aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Según el tipo de trazo, pueden ser:

Trazos geométricos

Son figuras geométricas simples como triángulos, cuadrados, rectángulos, etc.. Si no tienen adornos o rellenos, podrían ser de personas con sentimientos reprimidos y que buscan manejarlo todo a través de la razón. Pero si tienen sombreados, hablarían de alguien que está en un proceso de flexibilización de sus convicciones.

En cambio, si hay secciones completamente negras y otras blancas, revelan dudas.

Trazos rígidos

Se trata de trazos hechos con fuerza y bien marcados. Podría tratarse de una persona angustiada, concentrada excesivamente en los problemas y que tiende a ser obsesiva. Puede haber ira reprimida o sentimientos de agresividad no identificadas. 

Sin embargo, si ya casi rompe el papel, se trataría de alguien “invadido de violencia”.

Trazos irregulares o en zigzag

Los trazos quebrados o en zigzag reflejarían impulsividad. Podría tratarse de personas que acumulan tensiones y luego las liberan de una vez. Son pasionales que le dan una gran importancia al componente afectivo.

Según la forma que dibujan estos trazos, pueden ser:

Flechas

Se trataría de personas dinámicas e impulsivas, con gran tendencia a la acción. Si las flechas van de izquierda a derecha, reflejan que la agresividad se proyecta sobre otros. Si van de derecha a izquierda, la agresividad es hacia sí mismos. 

Las flechas curvas, en cambio, corresponderían a personas que saben reagrupar sus fuerzas y dirigirlas hacia un logro.

Espirales

Se trataría de personas con un gran egocentrismo y que les cuesta ver los intereses del resto. Los espirales que terminan en el lado izquierdo muestran algo pasado que no se ha procesado bien. Si terminan a la derecha, es señal de un gran miedo a la soledad y una intensa necesidad de ser sociable.

Estrellas y cruces

Se trataría de personas que necesitan ser el centro de atención en su círculo social. Pero si estas figuras tienen muchas puntas y además dejan vacío el centro, se trataría de personas con tendencia a la depresión y la melancolía. 

Las cruces, hablarían de gente con sentimiento de culpa o que sienten una fuerte responsabilidad sobre sus hombros.

Figuras de personas

Podría tratarse de personas que se sienten indefensas  frente a los demás, o que se sienten incapaces de asumir las responsabilidades que tiene a su cargo. Esto es especialmente cierto si las figuras son muy pequeñas. 

Cuando las figuras de las personas son muy esquemáticas, tipo “bolitas y palitos”, lo que se refleja es una gran inseguridad, temor a que otros se acerquen y necesidad de encerrarse en uno mismo.

Psicotip, de la psicóloga Cristina Pallares, entrega además dos posibles indicios de algunos dibujos que solemos hacer:

Flores y hojas

Podría indicar la búsqueda de la afectividad y la complacencia. Dibujar flores marchitas indica dolor y pérdida.

Corazones

Indicarían el deseo de afecto o de comprensión. Si son corazones rotos, indican traición o sensación de pérdida. Y si están atravesados por una flecha, revelarían un deseo de querer vivir una ilusión o una experiencia nueva.

Círculos

Los círculos concéntricos indican la preocupación por algo de lo cual cuesta salir.