La modelo de talla grande, Jessica Rodríguez, se presentó al casting de Miss Costa Rica para demostrar que la "belleza viene en varias tallas", según aclaró en su cuenta de Instagram. 

A lo largo de los años, se ha tenido el cuestionado pensamiento de que los concursos de bellezas a nivel mundial son solo para chicas delgadas, que cumplan con los estándares de belleza que la sociedad impone. 

Sin embargo, Jessica Rodríguez prefirió obviar las normas de los certámenes y decidió presentarse a uno, a pesar de que su contextura física fuese distinta a las de las demás participantes. 

"Decidí hacer algo que nunca me hubiera pasado por la mente cuando estaba más joven, lo veía irreal e imposible (...) Me atreví por cada una de ustedes que me escriben todos los días contándome lo inseguras que se sienten", escribió la joven modelo plus size en su cuenta de Instagram, al confesar que busca convertirse en la nueva reina de belleza de su país. 

Jessica postuló a Miss Costa Rica para "luchar contra la gordofobia"

Jessica Rodríguez tiene 23 años, es oriunda de Costa Rica, y hace ya tres años que se desempeña como modelo plus size en su país. 

La joven no tenía ni idea que tenía un talento natural para posar frente a las cámaras, hasta que una amiga la invitó a una sesión de fotografías profesional, donde se dio cuenta que el modelaje era lo suyo.

A pesar de que Jessica sabía que tenía dotes de sobra y la personalidad para estar en un estudio fotográfico, nunca se atrevió a acudir al casting de Miss Costa Rica, por su contextura física gruesa, a pesar de que su deseo era postular.

Sin embargo, gracias a los consejos de su hermana y su entusiasmo, la chica decidió obviar los típicos estándares de belleza de los certámenes, y se inscribió en el concurso que siempre anheló para demostrar a sus más de 50 seguidores de Instagram, que el amor propio parte por la confianza en uno mismo.

De hecho, de quedar clasificada, Rodríguez ya tiene claro cuál será su causa social que defenderá durante el certamen: Luchar contra las personas que critican a gente con más peso.

“Mi causa social la tengo clarísima. Mas bien por eso vine aquí. Tengo que mejorar cosas como la oratoria y la pasarela, pero lo mismo es el activismo por la liberación corporal, la lucha contra la gordofobia”, explicó a sus seguidores. 

Es más, de llegar a ser un casting exitoso, la aspiración de Jessica no solo sería ganar el certamen nacional y convertirse en Miss Costa Rica, sino que su anhelo es llegar al Miss Universo y romper con todos los estereotipos que alguna vez la sociedad impuso en las mujeres.