A lo largo de la vida, tanto mujeres como hombres pasan por cambios relacionados con la edad, y la etapa reproductiva de la vida, la menopausia y la andropausia, son unos de ellos. En el Día Mundial de la Menopausia, celebrado el 18 de octubre, los especialistas explican los principales síntomas de cada uno para apoyar a mujeres y hombres en cada etapa de vida.

Al llegar a la plenitud de la adultez, es natural que mujeres y hombres experimenten cambios en su cuerpo, derivados de la ausencia o disminución de las hormonas estrógeno y testosterona, respectivamente. Las manifestaciones físicas y fisiológicas en este ciclo de la vida son diversas en ambos sexos, pero aunque no lo creas, tienen cosas en común que a simple vista podrían pasar desapercibidas.

Para las mujeres, uno de los cambios más radicales de la etapa reproductiva es la menopausia. Mayo Clinic define la menopausia como el momento que marca el cese de los ciclos menstruales. De acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Salud del MINSAL, en Chile, aproximadamente 1,3 millones de mujeres entre 45 y 64 años se encuentran en la etapa menopáusica .

La Dra. Lorena Galeotti, Directora Médica de Abbott, explica que “las mujeres generalmente alcanzan su potencial reproductivo entre los 20 y 35 años y luego comienza a declinar, acercándose al final de su vida reproductiva entre los 45 y 55 años”. Esta fase se caracteriza por cambios hormonales que pueden desencadenar un rango de síntomas físicos, mentales y sexuales que pueden tener un impacto significativo en todos los aspectos de la vida de las mujeres, incluyendo su confianza, sus relaciones y sus carreras.

mujer

Existen más de 40 síntomas asociados con la menopausia, sin embargo, todavía se tiene muy poca educación con respecto a ellos, lo que puede hacer que sea difícil tanto para mujeres como para los médicos reconocer cuando se producen. Los síntomas más comunes son:

  • En un principio períodos menstruales menos frecuentes e irregulares, hasta la ausencia total de los mismos (se considera menopausia cuando ya transcurrió 1 año desde la fecha de la última menstruación).
  • Sofocos, usualmente más intensos en el primer y segundo año
  • Disminución del deseo sexual
  • Relaciones sexuales dolorosas, por sequedad vaginal.
  • Urgencia urinaria (ir varias veces al baño).
  • Aumento de la grasa corporal
  • Dolores de cabeza
  • Dolor en las articulaciones
  • Sudores fríos
  • Cansancio
  • Problemas para dormir (insomnio)
  • Aumento de peso e hinchazón
  • Cambios en el pelo y la piel.
  • Los signos y síntomas se pueden dar de forma aleatoria en cada mujer variando de una a otra, siendo algunos más frecuentes y más molestos que otros.

“En Abbott creemos que la salud y la dignidad son vitales para que cada ser humano disfrute de una vida plena. La transición menopáusica puede ser un momento difícil, impactando tanto a las mujeres como a quienes las rodean. Es esencial crear consciencia sobre el impacto físico, mental y de bienestar general que puede ocurrir durante esta etapa y destacar la importancia de que las mujeres asistan a su control ginecológico de rutina, ya que muchas mujeres soportan estos síntomas sin buscar ayuda médica”, agrega la Dra. Galeotti.

Según un estudio, aproximadamente un 31% de las mujeres menopaúsicas buscan información en línea, en lugar de informarse a través de la consulta médica, sus madres y/u amigas3. La Dra. Galeotti comenta que “es importante buscar información adecuadamente y consultar con su médico especialista, ya que hay una amplia gama de tratamientos disponibles para tratar los síntomas de la menopausia, que ayudan no sólo a aliviar los mismos, sino también a reducir significativamente el riesgo de osteoporosis y enfermedades cardiovasculares de forma posterior.

Agrega que la menopausia a menudo dura muchos años, Por lo tanto, la conciencia sobre la condición y tener un tratamiento adecuado - en caso de ser necesario - será clave para que las mujeres puedan disfrutar de la mejor vida posible durante esta fase.

Hablemos de la Andropausia

A lo largo de los años ha existido la creencia de que los hombres no padecen los estragos hormonales de la adultez. Sin embargo, algunos de ellos (2% de acuerdo con investigadores) presentan andropausia, trastorno conocido también como hipogonadismo tardío.

“Este fenómeno se atribuye a un déficit de testosterona, el cual se da a partir de los 40 años, produciendo una disminución anual de la hormona masculina de hasta 1%”, explica la Dra. Galeotti.

Asimismo comenta que “entre las enfermedades más relacionadas con la andropausia destacan el síndrome metabólico, alteraciones cardiovasculares, diabetes mellitus e hipertensión. Algunas de ellas, como la osteoporosis, se desarrollan tanto en la andropausia como en la menopausia”.

hombre

La Dra. Galeotti agrega que las manifestaciones más frecuentes de la andropausia son:

  • Disminución del deseo sexual, disfunción eréctil y alteraciones en la eyaculación
  • Aumento de la grasa corporal
  • Sequedad en piel y cabello
  • Debilidad muscular
  • Trastornos de la conducta, como ansiedad e irritabilidad
  • Sudoración

Sin lugar a dudas, todos estos cambios impactan no sólo en el aspecto físico, sino también en el emocional o psicológico. Es por ello que acudir con el especialista, ya sea ginecólogo o urólogo, puede ayudar a muchas mujeres y hombres a vivir mejor sus vidas.