Una mujer de talla grande decidió desafiarse y ponerse un pequeño bikini mientras paseaba la playa. Quiso hacer un reporte de todas sus sensaciones y experiencias. 

Una mujer en bikini puede llamar la atención de cualquiera pero, muchos sabemos que existe un estereotipo al que se nos ha impuesto cumplir si queremos usar bikini: vientre plano y cuerpo estilizado.

Sin embargo, estamos en una sociedad que cada vez acepta menos esta idea, donde muchas mujeres hoy se atreven a lucir sus cuerpos sin importar el qué dirán.

Ese es el caso de Marie Southard Ospina, escritora y una mujer de talla grande, que leyó que una mujer “fue lo suficientemente valiente para ponerse un diminuto bikini”, por lo que desafiarse y hacer lo mismo. 

Todas sus sensaciones y experiencias

Con un traje de dos piezas, la mujer se lució en una playa de España, y aprovechando que es escritora, consiguió hacer un reporte de todas sus sensaciones y experiencias en dicho momento.

La mujer fue clara y dijo que se sintió vulnerable, sintiendo que es una locura que las mujeres se deban sentir “valientes” solo por el hecho de usar traje de baño, pues claro, existe un rechazo evidente por los cuerpos de talla grande. 

Según su experiencia, fueron las parejas más jóvenes las que se reían y tenían comentarios negativos para ella. De hecho, son los hombres quienes comienzan hablando y alertan a sus parejas sobre ello. 

“Tres parejas jóvenes en total me miraron burlonamente, y en cada caso, fue el hombre quien alertó a la mujer de mi presencia”, dijo Marie.

La joven sintió que los hombres se ofendieron y escribió que las mujeres más jóvenes “incluso no se habrían fijado en Ospina si no hubiera sido porque sus parejas la señalaron”.

Víctima de la gordofobia 

Sin embargo, no solo quedó en miradas, sino también en insultos. Uno de ellos fue de parte de un padre de mediana edad que estaba en la playa con sus hijos. La parte triste fue que ya les estaba enseñando a sus hijos cómo actuar. 

“No tengo ninguna duda de que la gordofobia, junto con cualquier otra fobia dirigida a grupos de seres humanos, a menudo es un comportamiento aprendido”, escribió Marie con profunda tristeza.

Otras chicas, no tan amables, la señalaron diciendo: “Mira la mujer gorda”. Sin embargo, Marie dijo que la chica parecía más sorprendida que con ganas de atacarla.

Finalmente, en dicha playa vio a un grupo de mujeres de talla grande que también usaban bikini y sintió un vínculo instantáneo: “La solidaridad entre las mujeres es algo poderoso”.

¿Cuál es el mensaje de Marie para todas? Ella opina que todas las mujeres puede usar lo que quieran y que cualquier cuerpo es un “cuerpo de bikini”