El lupus es una enfermedad autoinmune crónica y compleja que puede afectar desde las articulaciones, la piel, el cerebro y hasta los vasos sanguíneos. Provoca una inflamación generalizada dañando el tejido en los órganos afectados y se estima que hay más de 5 millones de diagnosticado en todo el mundo.

lupus

3 tipos de lupus

 

El tipo más común de lupus se denomina lupus eritematoso sistémico (LES), que afecta muchas partes del cuerpo, pudiendo incluso crear complicaciones que deriven en discapacidad o muerte en algunos pocos casos.

El Lupus Eritematoso Cutáneo o Discoide, que solamente va a afectar la piel con inflamaciones, enrojecimiento, ronchas, ardor o dolor, pero que no va a reportar riesgo mayor.

Y finalmente el Lupus Eritematoso Sistémico,  que puede afectar a la piel, órganos o sistemas de nuestro cuerpo.

En Chile hay cerca de 20.000 pacientes con Lupus Eritematoso Sistémico y unos 5.000 con Lupus Eritematoso Cutáneo o Discoide.

biopsia

¿Cómo detectamos el lupus?

Si bien no existe una prueba exclusiva de diagnóstico definitivo y esto podría tardar, es importante que si se presentan síntomas como fatiga, dolor o inflamación en las articulaciones, erupciones de la piel, debemos acudir a un médico quien realizará un historial médico completo y un examen físico.

Este examen se trata de un análisis de sangre y también pueden ser necesarias algunas biopsias (extracción de muestras de tejido que luego se examinan con un microscopio) de la piel o de los riñones.

Finalmente es importante tener en cuenta que si bien el lupus no tiene cura, existen muchas alternativas para vivir tranquilamente bajo los cuidados necesarios. Cuidarnos y chequearnos es nuestra responsabilidad.