¿Has sufrido gaslighting? A diferencia del abuso físico o sexual, el abuso emocional puede ser mucho más difícil de identificar y reconocer, por lo que es importante comprender de qué se trata este tipo de maltrato psicológico y detectar las señales para protegernos. 

El término "Gaslighting" -que no tiene traducción al español- es un patrón de abuso emocional e la que la víctima es manipulada para que llegue a dudar de su propia percepción, juicio o memoria. Esto hace que la persona se sienta ansiosa, confundida o incluso depresiva. 

Este concepto nace de la película clásica de Hollywood llamada "Gaslight", en la que un hombre manipula a su mujer para que crea que está loca y así robar su fortuna escondida. Para ello, comienza a esconder objetos haciéndole creer a su esposa que ella ha sido la responsable, aunque no se acuerde. 

Gaslighting

¿Cuáles son las características de este abuso emocional?

Esta técnica de manipulación es utilizada consciente o inconscientemente en las relaciones, y podrían generar importantes consecuencias psicológicas en las víctimas, que posteriormente requerirán atención médica.

Muchas veces el victimario intentará sacar a la luz los miedos que podemos tener profundamente arraigados, como el rechazo, el abandono, la falta de mérito, la vergüenza y la labilidad emocional (estallidos de cambios de humor).

Gaslighting

Este tipo de manipulación es muy sutil pero peligrosa, ya que lleva a continuar relaciones tóxicas, a creer que realmente hay algo malo en nosotros, a ser inseguros y a depender de la opinión de otros. También nos puede alejar de nuestros seres queridos por temor a que nos confronten sobre tu relación.

Por eso, es importante estar alerta y detectar ciertas señales en nuestra pareja, de las que creamos que están ejerciendo algún tipo de manipulación o daño emocional. 

Señales que podrían indicar que eres víctima de "gaslighting"

Negación rotunda de algo que recuerdas 

Una de las advertencias más comunes a las que debes estar atenta es que niegan con mucha seguridad algo que tú recuerdas. La firmeza con la que hablan y rechazan tus reclamos, pueden hacerte dudar de tu memoria.

Minimización de tus emociones

Cuando le manifiestas cualquier emoción te catalogan de exagerada. No importa si estás triste, enojada, feliz o emocionada por alguna situación, los victimarios suelen tener rechazo a esto, especialmente si se trata de un tema que les incomoda. 

Hacen sentir que exageras

Cuando empieza a afectar el gaslighting, es común que sientas que tus emociones no tienen sentido y que aquello que estás sintiendo solo es una exageración de tu mente, por lo que debes estar atenta a tus propios pensamientos o, incluso, a cómo te expresas de ti misma cuando conversas con personas cercanas.

Te hacen dudar de tus capacidades

Los manipuladores emocionales suelen ser crueles y buscan convencerte de cosas que no son ciertas. Hacen comentarios negativos sobre tus habilidades en diferentes ámbitos que forman parte de tu vida, sea en tu trabajo o en la intimidad. Esto empieza a afectarte emocionalmente y empiezas a dudar de ti misma.

Te bajan el autoestima 

Los comentarios negativos también empiezan a afectar tu autopercepción en todos los sentidos, de modo que además de dudar de tus capacidades, empiezas a ver todos los aspectos de ti misma de una forma negativa.

Recuerda estas señales para evitar caer en las manos de alguien que hace gaslighting y que estas acciones pueden venir de cualquier persona como una pareja, amigos, familiares, jefes u otros.