Mucho se está hablando del ayuno intermitente, porque las dietas también pasan por temporadas y algunas se ponen de moda, en este caso hablamos de esta en específico cuyo nombre obedece a un periodo en el que se alternan ayuno y alimentación.

La finalidad de este régimen es la pérdida de peso, pero como en todo han salido detractores que aseguran que existen riesgos que mejor es evitar.

En España, el canal La Sexta hizo un estudio profundo que contó con una muestra de 70 personas obesas que hicieron durante un año ayuno intermitente y a las cuales se les hizo seguimiento. El profesional a cargo fue el nutricionista Borja Bandera.

Bandera señala primeramente que no todos pueden hacer este tipo de dieta. Estos son: niños, ancianos, embarazadas, mujeres en procesos de lactancia, personas con cáncer.

Ayuno intermitente: ¿efectivo o dañino?

ayuno intermitente

Una paciente llamada Agus Bessa empezó a notar cambios a las 48 horas y su cuerpo presentó dolores en las muñecas y lumbares ¿la explicación?, la endocrina Pilar Riobó expresó que el cuerpo de la mujer "estaba comiéndose su propio músculo para sintetizar la glucosa, porque necesita nutrientes", asegura el artículo de Nueva Mujer.

Además sugirió que una dieta que aporta pocos nutrientes puede derivar "en arritmias cardiacas, en problemas cerebrales y en fallecimientos".

La paciente Bessa perdió 7 kilos, uno diario, pero para personas mayores las consecuencias son más graves.  Expertos aseguran que además todo caso es único, es decir: una persona con similares características físicas no tiene por qué experimentar frente a la dieta de la misma forma que otro.

Para someterse a este tipo de régimen sin duda lo importante es realizarse un chequeo médico y contar con la supervisión de un especialista durante todo el periodo de dieta.