Si eres de los que a la hora de descansar no puede relajarse y conciliar el sueño, pasas mucho tiempo intentando que esos pensamientos salgan de tu mente para poder encontrar la paz y por fin dormir, este artículo puede ser de gran ayuda.

Existen ciertas técnicas que te permiten dormir de manera más rápida. A continuación te damos a conocer algunos consejos para que puedas relajarte, y descansar las 7 horas mínimas de sueño recomendadas.

La importancia de la rutina

Dormir y despertar a la misma hora todos los días, ayuda que nuestro cuerpo se acostumbre a una rutina, permitiendo tener los horarios organizados. Ayuda a la producción cerebral de serotonina y melatonina, neurotransmisores esenciales para el sueño. Por eso lo ideal es definir un horario para acostarse, y otro para despertar, y así acostumbrarnos a seguir en la medida de lo posible estas rutinas. 

Haz ejercicio

Mantenerte activo trae miles de beneficios para el cuerpo, y además, te permite obtener un sueño reparador, ya que cuando estás cansado te cuesta menos quedarte dormido, se hace más profundo y se despierta con menos frecuencia. Es recomendable hacerlo en la mañana, ya que en la noche te puede activar.

Adiós al celular (y a la tecnología)

Somos muchos los que estamos acostumbrados a dormirnos con el teléfono en la mano, pero es una muy mala idea si tienes problemas para conciliar el sueño. Ya sea celular, televisión, notebook, o cualquier artefacto tecnológico con luz, es mejor dejarlos de lado a la hora de dormir, ya que estimulan el cerebro, no permitiendo que se relaje. Trata de mantener tu cuarto lo más oscuro posible o usar antifaz, la luz también es un factor que inhibe el sueño. 

Dormir sin celular

Lee un libro

Si te demoras mucho en quedarte dormida y te aburres sin hacer nada, la lectura puede ser una buena opción. Tienes que tomar en cuenta que el libro que elijas debe ser interesante para distraerte, pero no tan atrapante para no consumirte en la lectura y que después no puedas dejarlo. Por otra parte, trata que no sea ni de suspenso ni de terror, porque causará un efecto contrario. 

Trabaja con la respiración

Inhala y exhala profundamente, ya verás cómo tu cuerpo de a poco se va relajando. Trata de concentrarte sólo en la respiración, y ya te darás cuenta como los pensamientos se van eliminando de la mente, permitiendo relajarte y conciliar el sueño.

No consumas cafeína

El té, café, chocolate, pueden ser los culpables de tu insomnio, ya que la cafeína permanece bastante tiempo en tu organismo. Es recomendable hacerlo antes de las 3 pm para que tu cuerpo pueda eliminarla antes de que te vayas a acostar.

Alimentación saludable

Los especialistas no recomiendan comer antes de ir a dormir. Ojalá tu cena sea liviana y tres horas antes de la hora que fijes para dormir. Además trata de alimentarte lo más sano posible, consumiendo verduras y frutas que están llenas de propiedades beneficiosas para tu cuerpo y organismo.