Cuando se habla de amor propio muchos creen que se trata solo de trabajar en la apariencia física o preocuparnos de nosotros a modo de relajación, sin embargo, esto va más allá. 

Así como es importante cuidar nuestro cuerpo, también es necesario preocuparnos de nuestra salud mental, cultivar buenas relaciones y aprender a conocer nuestras emociones. Todo esto son ejemplos de amor propio. 

A continuación te presentamos cuatro maneras para cultivar tu amor propio y generar una mejor conexión entre mente y cuerpo. 

amor propio

Dile adiós a las personas tóxicas

Tú puedes ser muy consciente de tu mente y cuerpo, pero también es sumamente importante que te preocupes de las personas que te rodean, no te conviene para anda estar rodeada de personas tóxicas, malhumoradas, envidiosas o mal intencionadas.

Aprende cosas nuevas

El involucrarte con nuevas cosas y aprender de ellas será una tarea muy importante para que incrementes tu amor propio. Vencer el miedo de hacer cosas que no estamos acostumbrados será un acto de amor propio muy importante para tu vida.

amor propio

Pídete perdón

No te castigues más por situaciones que ocurrieron en el pasado. "demuestras amor propio cuando te das la libertad de sentir tus emociones sin juzgarte", indica Cultura Colectiva. Deja de ser duro contigo mismo, eso también es amor propio.

Introspección

Uno de los trabajos más importantes es reflexionar y darte tiempo de pensar en ti. Una de las mejores maneras es meditando, conecta contigo y verás cómo todo tendrá sentido.