Un niño canadiense de 4 años, que nació siendo niña, reveló en el Desfile del Orgullo Gay de Vancouver que realmente se siente como un chico. 

Se trata de Charlie Danger Lloyd, un niño de 4 años de Columbia Británica, Canadá, que decidió estallar un cañón de confeti azul para hacer público el anuncio de su decisión: "Soy un niño". 

Así lo confirmó su madre, Alaina Bourrel, de 27 años, quien lo acompañó al Desfile de Orgullo Gay en Vancouver. "Charlie saltó de alegría mientras la multitud lo vitoreaba. No podía creer el amor y el apoyo que le mostraron los transeúntes", contó en conversación con South West News Service, según reseñó Daily Mail. 

"Soy niño": Pequeño trans de 4 años decidió que sería varón luego de nacer como niña

La familia quiso hacer una especie de revelación de género nuevamente, pero ahora anunciando que era un niño. Esto porque, según cuentan, la revelación de género que le hicieron antes de nacer salió mal por lo que quisieron remendarla con esta oportunidad. 

El apoyo de la familia 

"Él no era la típica niña pequeña. Jugaba con otros niños y los padres decían que era más niño que sus propios hijos", contó Bourrel. De hecho, mientras Charlie fue creciendo se rehusaba a usar ropa de niña o llevar el pelo largo, por lo cual la familia decidió apoyarlo de lleno. 

"Soy niño": Pequeño trans de 4 años decidió que sería varón luego de nacer como niña

"Se negó a comprar en la sección de niñas, pero estaba demasiado nervioso para comprar en la de niños. Después de mucho expresar sus sentimientos y emociones conmigo, decidió que quería un nuevo guardarropa, así que nos dispusimos a encontrar nuestro nuevo estilo", explicó su mamá. 

La familia ha recibido insultos y críticas

Alaina, por acompañar a su hijo en este proceso, ha sido víctima de insultos y agresiones por parte de desconocidos en Internet. Según la madre, su hijo desde los dos años empezó a manifestar el deseo de ser niño, de verse como su padre y a decir "soy un niño", sin nunca mostrar simpatía por la identidad femenina. 

Muchos también han juzgado a la familia señalándolo de lavarle el cerebro a Charlie para que asuma esta identidad masculina. Sin embargo, sus padres afirman que fue él solo quien descubrió que no quería ser más una niña y se ha sentido muy cómodo desde entonces.