Si bien cada año, más mujeres se pronuncian sobre el bodypositve con el fin de aceptar nuestros cuerpos tal como son mientras nos mantengamos saludables, existe discriminación sobre todo, cuando hablamos en el ámbito laboral. 

Según datos publicados, en España, casi el 82% de la población considera que tiene peor imagen social una mujer con obesidad que un hombre en la misma situación. Y un 65% opina que una persona delgada lo tiene más fácil a la hora de encontrar trabajo que una persona con exceso de peso.

Discriminada por subir de peso

Cassidy

Así, es el caso de Cassidy Lane, la historia de una camarera se está haciendo viral por revelar cómo su vida cambió al subir de peso. La mujer, contó en sus redes sociales que antes de que subiera de peso, las personas eran amables con ella.

“Trabajo en la industria de servicios, soy camarera y, si no lo sabías, tu apariencia influye mucho, ya sean consejos o cómo te trata la gente, simplemente lo hace”, reveló Lane.

Cuando Cassidy comenzó a subir de peso, el trato de los clientes e incluso su sueldo por su trabajo cambió. Asímismo, dijo que después de haber trabajado cuatro años como mesera, se vuelve obvio el trato que los clientes les dan a las personas basándose en su físico.

Finalmente, aseguró que "para la gente que dice que en realidad no sucede, por favor levanten la mano si les gustaría vivir como una persona gorda, el hecho de que nadie levante la mano habla por sí solo”.