Un padre está luchando para obtener justicia luego de que una profesora cortara el pelo de su hija de 7 años sin permiso. La niña está sumamente afectada. El padre de la menor, Jimmy Hoffmeyer, acusa falta de criterio de la escuela, además de racismo en el trato, ya que la menor es de origen racial mixto, al ser él negro, indica "The Black Wall Street Times".

Los hechos ocurrieron en marzo de este año en la Escuela Primaria Ganiard de Michigan, Estados Unidos. El primer suceso ocurrió el 24 de marzo, cuando la pequeña  Jurnee Hoffmeyer llegó con el cabello cortado de un lado a la altura de los hombros. Una compañera se lo había cortado en el bus escolar.

Jimmy la llevó de inmediato al salón y la dejó escoger un nuevo look. Luego, habló con la escuela, quienes le dijeron que simplemente no sentarían a la compañera al lado de Jurnee.

Dos días después, el 26 de marzo, el padre de Jurnee se llevó una sorpresa aún peor: llegó con sus cabellos rizados totalmente cortados, a solo centímetros de su cuero cabelludo.

Jimmy le consultó a la niña si su compañera nuevamente le había hecho esto, pero grande fue su disgusto cuando la menor le respondió “no, mi profesora de biblioteca me cortó el pelo”.

“No podía creerlo. Salté al auto para ir a la escuela pero me di cuenta de que eran las vacaciones de primavera. No pude comunicarme con nadie, así que llamé a la policía”, señaló.

Enviar “cartas de disculpas”

De ahí todo fue peor, ya que el establecimiento no dio las respuestas adecuadas al padre de la niña.

Luego de conocer el hecho, Jimmy escribió a la maestra de Jurnee informándole que estaba presentando un informe policial. Minutos después, la secretaria de la directora de la escuela lo llamó diciendo que tendría que esperar hasta después de las vacaciones para que la directora hablara con él.

Tras las vacaciones, la directora Marcy Stout lo llamó para decirle que probablemente lo único que harían sería poner una anotación en el libro de progreso de la profesora de la biblioteca, identificada como Kelly Mogg.

“Entonces, le dije que quería que el superintendente me llamara". La superintendente de las Escuelas Públicas de Mount Pleasant es Jennifer Verleger, quien tampoco dio una respuesta adecuada.

"Ha sido un insulto”, dijo Jimmy. “Preguntó si nos haría sentir mejor si los maestros enviaran tarjetas de disculpas por correo", contó. Incluso, el papá solicitó al distrito ver grabaciones del bus escolar, pero le informaron que los administradores habían señalado que “no hay nada que ver aquí”.

 "Ahora es como si se hubiera ido"

Jurnee cambió de escuela y recibe intervención médica. “Hemos tenido que llevarla al médico porque no ha comido. Ahora tiene problemas para dormir y siempre quiere estar con nosotros”, cuenta su papá.

“Todo esto porque su cabello no se veía como ellos pensaban que debería, no estaba hecho según sus estándares. Si miras fotos de ella antes de que esto sucediera, puedes ver su chispa y su energía. Ahora es como si se hubiera ido", dice.

Jurnee Hoffmeyer

La historia de Jurnee llegó a la  Unión Nacional de Padres, quienes están buscando un abogado de derechos civiles para la familia Hoffmeyer. Han enviado solicitudes formales al distrito para obtener pruebas del incidente.