Alyssa Zebrasky se hizo conocida el año 2018 luego que se volviera popular una foto de su cara al momento de su detención por posesión de drogas y robo en tienda.

En entrevista con el medio británico Metro, la mujer contó qué la llevó a realizarse el tatuaje que la volvió negativamente famosa en el año 2018. Según comenta en el año 2018 tenía amistad con una pandilla y posteriormente comenzó una relación con uno de ellos, su novio le comentaba cuanto le gustaban los tatuajes en el rostro y la incitaba contantemente a realizarse uno.

Alyssa Zebransky

Se tatúa a petición de su novio

Finalmente la convenció de tatuarse porque solo así podía unirse a la pandilla, decidió tras mucha insistencia de su novio, realizarse un tatuaje de catrina, el símbolo del día de muertos en México. Pero rápidamente se arrepintió, pues fue detenida a fines de ese mismo año, cuando su foto al ser detenida se viralizó en redes sociales.

“Él escogió el diseño del tatuaje. Era una calavera del Día de los Muertos, era toda mi cara. Estaba cubierto de tatuajes desde la parte superior de la cabeza hasta los pies, supongo que quería que coincidiéramos”, detalló a Metro.

Alyssa Zebransky

Comienza su rehabilitación

Al ser detenida fue sometida a un proceso de rehabilitación, en el cual se desintoxicó de las drogas, salió libre y vivió el juicio de las personas al verla con temor. “Entro en una tienda y la gente me mira. Me hace sentir incómoda. Quiero que me miren como una persona normal. Vivir mi vida como todos los demás”, comenta en la página web de la clínica en la que realiza el proceso para remover el tatuaje.

Actualmente Alyssa está en proceso de remover su tatuaje, pues tomará varias sesiones para lograr eliminarlo por completo, también pretende eliminar sus tatuajes en las manos, pues le recuerdan a su ex pareja quien la impulsaba a realizarlos. 

“Ese romance de seis meses fue un torbellino que de repente se volvió más oscuro. Mientras estaba en la cárcel tal vez me visitó dos veces. Tengo que pensar en eso cada vez que me miro en el espejo. Empecé a curarme mentalmente de todo lo que pasé con él”, confesó finalmente.