El caso ocurrido en Colombia tuvo a todo el país abocado a la búsqueda de un bebé de 6 días de nacido, pero finalmente la mujer que lloraba por el secuestro de su hijo ante las cámaras era la homicida.

Johana Andrea Macías Rangel de 24 años, la joven madre que en el año 2009 denunció el secuestro de su pequeño hijo recién nacido, el menor tenía solo 6 días de vida. Según la mujer, un grupo de sujetos irrumpió en su hogar, le ordenaron tomar al bebé y subir a un auto.

La mujer obedeció a punta de armas y amenazas contra su esposo e hija mayor, quienes no se encontraban en el lugar. Según las declaraciones de Johana, los secuestradores la dejaron en medio de una carretera, donde le ordenaron bajar y se llevaron a su bebé.

El caso tomó tal revuelo que miles de colombianos se abocaron a la búsqueda del recién nacido, clamando a las autoridades por encontrarlo, hubieron movilizaciones en las calles por el caso que conmocionaba al país.

Autoridades ofrecieron millonarias recompensas para encontrar al bebé, mientras la noticia se transmitía casi en cadena nacional, donde todo el país podía ver a Macías llorando por recuperar a su hijo durante seis días.

El 16 de junio de 2009, seis días después de la desaparición encontraron el cadáver del pequeño en una bolsa negra. Pocos días después Johana fue arrestada por las autoridades, dejando a los colombianos consternados.

Vuelco en el caso

Las sospechas recayeron en Johana a medida que avanzaba la investigación. No existían pruebas de entrada forzosa en el domicilio, la joven teorizaba que alguien les dio las llaves a los secuestradores.

Consultaron a los vecinos quienes no presenciaron o escucharon nada extraño el día y hora del secuestro. Macías declaró que el candado de su casa estaba puesto cuando volvió, lo cual no tenía sentido.

Las sospechas se multiplicaron cuando investigaron el lugar donde fue supuestamente abandonada Johana, tras ello la mujer comenzó a cambiar la versión de los hechos, diciendo que la habían llamado para ir a un punto de encuentro con el bebé.

Al momento de hacer la reconstrucción de escena, Macías dijo algo al oído de su madre, quien se desmayó inmediatamente. “Una vez llegaron al punto donde supuestamente había entregado al niño, aproximadamente cinco kilómetros adelante del peaje, y a 40 minutos de Piedecuesta, Johana se acercó a una policía y le dijo: ‘Tengo que decirle que tenía el niño en una bolsa y lo arrojé a un barranco’”, relató el diario El Tiempo.

La causa de muerte del bebé fue asfixia producto de la bolsa en la que estaba envuelto. Johana Macías fue condenada por homicidio agravado, el 1 de diciembre de 2011 fue sentenciada a 37 años de cárcel.