Una mujer se sometió a 30 quimioterapias y le amputaron una pierna producto de un diagnóstico erróneo de cáncer, en San Luis Potosí, México.

De acuerdo a Televisa, el caso se remonta a abril de 2017, cuando la paciente llegó hasta la unidad de medicina familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social por fuertes dolores de espalda, glúteos y piernas.

El personal de salud le manifestó que se trataba de una fuerte contractura, pero su estado de salud empeoró y le indicaron que era un dolor en la ciática.

Cuatro meses después de eso, tras recibir tratamiento médico, le señalaron que tenía cáncer maligno, agresivo, no operable, y que moriría en seis meses. A raíz de eso, inició un tratamiento, que contempló 30 quimioterapias.

En mayo de 2018, la mujer concurrió hasta otro médico, quien le manifestó que el tumor gigante no era cancerígeno, pero que como había crecido demasiado en un año, era probable que le amputaran de la cintura para abajo.

Una quimioterapia y amputación innecesaria

La mujer concurrió a un hospital privado y le amputaron una pierna, pero actualmente necesita de una segunda operación para no sufrir mayores complicaciones de salud.

A raíz de lo mismo, se presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que recabó evidencia para acreditar violaciones a la integridad personal, a la protección de la salud y a los derechos humanos de la paciente.

Y es que, a juicio del organismo, el actuar de los dos profesionales fue inadecuado ante las inconsistencias en la etapa diagnóstica, provocando un tratamiento inadecuado, que provocó que la tumoración de células gigantes avanzara al deterioro sin vigilancia, por los efectos secundarios de la quimioterapia innecesaria

Se desconoce si la mujer emprenderá acciones legales a raíz del caso.