Un mujer de 85 años terminó sus estudios universitarios y se graduó luego de rendir sus exámenes en modalidad telemática por el Covid-19.



Las historias de superación y esfuerzo siempre dejan una marca en quienes se inspiran tras sus logros. Un ejemplo de eso son aquellos adultos mayores que en su momento no tuvieron la oportunidad de estudiar o de llegar a la educación superior, algo que sin duda nunca deja de sorprender.

En Palestina, una mujer de 85 años se hizo conocida por eso. Según Caracol, Jihad Butto se vio obligada a dejar sus estudios cuando tenía apenas 12 años de edad, debido a la situación política-social que vivió el país por la ocupación israelí.

Mujer de 85 años se graduó de la universidad

"Me gustaba estudiar, pero cuando tuve a mis hijos estaba ocupada con ellos, así que empecé a aprender con ellos, sostenía el libro, estudiaba la lección y la memorizaba", expresó la anciana, consigna el medio colombiano.

En el año 2018, tuvo la oportunidad de volver a pisar un salón de clases y retomó sus estudios en un centro de su ciudad. Sin embargo, pronto aparecería la pandemia de Covid-19 que azotó al mundo entero.

Mujer de 85 años se graduó por Zoom

Su éxito emocionó a muchos luego de que los medios anunciaran que Jihad logró graduarse de la universidad, cumplió su mayor sueño en la vida pese a los obstáculos y momentos difíciles.

Y es que para una anciana de 85 años, la modalidad online complejizó su proceso estudiantil. La mujer contó que debido a las restricciones sanitarias por el coronavirus, la institución tuvo que adaptarse y utilizar nuevos métodos telemáticos para continuar con la educación de sus alumnos.

Mujer de 85 años logra graduarse de la universidad

"Hubo el cierre por el Covid-19, por lo que tuvimos que estudiar a través de Zoom, (...). "Hice mis exámenes por Zoom y los pasé todos", afirmó Butto, quien recalcó que sus hijos la ayudaron.

La anciana posó para la foto de la ceremonia de graduación, al igual que sus compañeros con toga y birrete. "Me encantaría sentir que todavía soy útil. Mientras pueda seguir dando, seré feliz", expresó Jihad sobre su experiencia.