“Cumplir con el último de sus pecados”, esa fue la explicación que dio una mujer de 26 años que mató a puñaladas a su hijo de solo 5 meses. 

El macabro hecho ocurrió en una casa en Salem, Nueva Jersey, en Estados Unidos, donde la acusada, Kristhie Alcázar, fue detenida luego de haber cometido el delito que hoy la tiene a punto de ingresar a la cárcel y no volver a ver salir jamás. 

El medio ABC reveló los informes policiales en los que la mujer dice estar “sana de mente y cuerpo” en el minuto que habría cometido el crimen. 

Al momento de ingresar, la mujer le dijo a la policía que había matado a su bebé para “cumplir con el último de los pecados, el asesinato”.

Al interior del inmueble se encontraba la menor con heridas de arma blanca en el pecho y múltiples cuchillos y evidencia a su alrededor. La policía declaró la muerte de la menor como “un homicidio resultado de múltiples puñaladas”.

Casa

La mujer confesó dice no arrepentirse de haber cometido el crimen y dijo que “no cambiaría ninguno de los hechos que rodearon el asesinato”. 

sitio del suceso

Posteriormente se informó que antes de cometer el asesinato discutió con una persona, pero que no se trataba del padre de la menor. La mujer no ha revelado la razón por la que cometió el hecho, sin embargo, se espera que sea la justicia quien dictamine en las próximas semanas qué sucederá con la mujer.